Tesis demuestra que los primeros humanos eran cazadores muy sofisticados

Antonio Rodríguez-Hidalgo, en el centro de la imagen, tras recoger el premio en Alemania - Universidad Tübingen.
Antonio Rodríguez-Hidalgo, en el centro de la imagen, tras recoger el premio en Alemania – Universidad Tübingen.

La Universidad de Tübingen (Alemania) ha premiado la tesis de Antonio Rodríguez-Hidalgo por demostrar que los primeros humanos eran cazadores sofisticados.

El premio reconoce la investigación de Rodríguez-Hidalgo, del Instituto Catalán de Paleoecologia Humana y Evolución Social (IPHES), basada en el estudio de restos óseos animales con el fin de reconstruir las estrategias que utilizaron los humanos para sobrevivir hace más de 400.000 años. Su principal aportación ha sido demostrar que los homínidos del Paleolítico inferior utilizaron estrategias de caza muy sofisticadas.

“Me interesa mucho analizar el papel de los primeros humanos como depredadores: qué animales capturaban, qué estrategias usaron, y cómo compartían sus presas”, señala el investigador.

La investigación efectuada pro el arqueólogo constata, atendiendo a las diferentes edades de los animales registrados, que toda una manada de bisontes de sesenta ejemplares fue conducida por un grupo de cazadores hacia una trampa natural, “un caso muy antiguo de comportamiento de subsistencia que puede considerarse plenamente humano”, ha manifestado la Dra. Britt Starkovich, del Centro Senckenberg de Evolución Humana y Paleoambiente en la Universidad de Tübingen.

Esto demuestra que aquellos homínidos fueron capaces de planificar de forma abstracta, utilizando la tecnología y las habilidades sociales adecuadas para conseguir sobrevivir.

 

 

 

Deja un comentario