‘Wild for Life’, campaña de la ONU contra el tráfico de fauna salvaje

Líderes políticos y celebridades de todo el mundo se han unido en la campaña internacional “Wild for Life” (Locos por la vida) lanzada por la ONU para combatir el tráfico ilegal de la fauna salvaje, que está poniendo en peligro de extinción a muchas especies de todo el planeta.

La campaña, presentada el pasado 25 de mayo durante la tercera jornada de la Asamblea de Naciones Unidas para el Medioambiente (UNEA), pretende involucrar a todos los actores internacionales para mejorar los esfuerzos y las políticas y reducir el tráfico de los productos ilegales que están acabando con la vida salvaje.
La modelo Gisele Bündchen, el futbolista Yaya Touré o el actor Ian Somerhalder se han sumado a esta iniciativa junto grandes celebridades de China, India, Indonesia, Líbano y Vietnam, quienes luchan para conservar especies como los orangutanes, tigres, elefantes y rinocerontes y hacen llamados al apoyo de los ciudadanos para poner fin a la demanda que impulsa el comercio ilegal.
WED-logos
Furtivismo
Entre 2010 y 2012, un total de 100.000 elefantes fueron asesinados en África para arrancarles sus colmillos y venderlos en el mercado negro de marfil, que cada año mueve hasta 150 millones de dólares en todo el mundo.
Sin embargo, los números no reflejan todo el daño medioambiental, social y económico del crimen organizado, ya que esta actividad ilegal también degrada el turismo y proporciona beneficios a grupo armados, poniendo en peligro la paz y la seguridad, y dañando el sustento de las comunidades locales.
La lucha contra el furtivismo debe ser global porque la responsabilidad es compartida, puesto que todos los países están involucrados en el tráfico ilegal, ha advertido el secretario general de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).
“África ha decidido trabajar conjuntamente para elaborar una estrategia común”, ha reseñado la comisaria de Economía Rural y Agricultura de la Unión Africana, Rhoda Tumusiime, quien recordó que, además de cooperación, es necesario implementar políticas.
Objetivos de la campaña
Entre las acciones que contempla esta campaña, se encuentra incrementar la concienciación global, movilizar a la sociedad o asegurar que las promesas de los gobiernos se cumplan.
“No necesitamos mucho dinero, sólo necesitamos estar unidos. No es solo responsabilidad política, sino que implica a todos los habitantes del planeta. El tráfico ilegal de la fauna nos afecta a todos”, ha recordado el director ejecutivo de la UNEP, Achim Steiner.
El objetivo final es concienciar a todo el mundo sobre la crisis del furtivismo causada por la demanda creciente de marfil y cuernos de rinoceronte en Asia, donde se venden a un precio muy elevado para utilizarlos en pócimas supuestamente curativas o afrodisíacos muy populares entre la población local.Publicado en EFEverde.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.