Fallece la infanta doña Alicia de Borbón, una gran cazadora

Este martes ha fallecido la infanta doña Alicia de Borbón Parma y Habsburgo Lorena a las 13:30 horas en Madrid, a la edad de 99 años, acompañada por sus seres queridos, según han comunicado a ABC fuentes próximas a la familia.

Doña Alicia de Borbón Parma, nacida princesa austriaca, recibió el título de Infanta de España por su matrimonio con el infante don Alfonso de Borbón-Dos Sicilias (1901-1964), hermano de doña María de las Mercedes, condesa de Barcelona, madre de don Juan Carlos.

La infanta doña Alicia con el Premio Cinegética Suma Hispánica Honorífico.

Nacida en Viena en 1917, fue uno de los ocho hijos del matrimonio formado por Elías I, duque de Parma, y la archiduquesa María Ana de Austria. Se crió en la residencia que sus padres tenían en la Baja Sajonia, donde adquirió su pasión por la naturaleza y la caza, tanto que a los cinco años ya acompañaba a su padre a cacerías, y a los doce logró su primer trofeo abatiendo un corzo. Es la única mujer que posee todos los trofeos cinegéticos ibéricos, incluidos oso, lince y lobo.

Como gran aficionada al campo introdujo en España especies caninas como los teckels o los drathaars y sobresalió por ser una insigne e histórica cazadora (muchas fincas de caza mayor donde solía acudir tenía reservado “el Puesto de la Infanta” para que ella lo ocupase en las monterías). Recibió el Premio Cinegética Suma Hispánica

La infanta doña Alicia con su nieto, Rodrigo Moreno, director de la feria Cinegética.

Honorífico, un galardón de reconocimiento a nuestra caza mayor y a los cazadores que hayan logrado abatir sus diez especies cinegéticas, y que en su caso se le otorgó por haber abatido doce de ellas, cuando el lince y el oso pardo eran especies de caza, premio que le fue entregado por el presidente y por el director de la feria Cinegética en el año 2014.

Según cuenta el mismo diario, como Infanta de España, doña Alicia tenía derecho a haber sido enterrada en el Panteón de Infantes del Monasterio de El Escorial. No obstante, por su expreso deseo, sus cenizas reposarán en Glashütten, cerca de Mönichkirchen, en la Baja Austria. Sus restos mortales han sido trasladados al Tanatorio de La Paz, en Tres Cantos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.