Los cazadores de Castilla y León deberán realizar un examen teórico

images_wonke_actualidad_empresa_noviembre2013_20131115_cazaypesca_dic Castilla y León está preparando la implantación en esta comunidad del examen del cazador, una prueba que será necesaria para todos aquellos que quieran conseguir por primera vez la licencia de caza castellanoleonesa o aquellos que, aún habiendo sido titulares, lleven cinco años sin renovar dicha licencia.

El examen del cazador ya está instaurado en varias autonomías españolas, como Castilla-La Mancha o Extremadura,  y en esta prueba de aptitud se evalúan los conocimientos cinegéticos imprescindible para poder salir de caza. Entre otros motivos, el establecimiento de la licencia única con las citadas comunidades de Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid (que no tiene aún prueba teórica), ha llevado al Medio Ambiente a impulsar la regulación de un examen sobre el que se lleva tiempo hablando. También los cazadores navarros, riojanos, vascos, gallegos y canarios, por ejemplo, deben aprobar un prueba de conocimientos teóricos. La Junta emitió en el año pasado 101.613 licencias de caza, frente a las 122.690 de 2012.De estos más de cien mil permisos, los expedidos por primera vez a cazadores novatos fueron 3.644 en 2013. Estos serían, en un principio, a los que está destinado el futuro examen teórico que habilitará para la práctica de la actividad cinegética. El calendario con el que trabajan los responsables autonómicos es que la prueba sea una realidad para la temporada cinegética de 2015-16. Además del decreto que regula el examen, la puesta en marcha de la prueba teórica va a requerir el establecimiento de una tasa coordinada con las otras comunidades que participan con Castilla y León en el convenio de la licencia única y que deberá recoger la Ley de Medidas que acompañe al presupuesto de la Junta para 2015. Los aspirantes a entrar en el gremio de los cazadores deberán estudiar un temario que incluirá legislación cinegética, las especies que se pueden cazar legalmente y los distintos medios y modalidades de caza. Desde la Federación de Caza de Castilla y León, su presidente, Santiago Iturmendi, se muestra partidario de la implantación de la prueba. Los responsables de la Junta han optado por un examen tipo test de veinte preguntas con cuatro opciones de respuesta. Los futuros cazadores dispondrán de una hora para contestar y entregar la prueba.

Deja un comentario