Un estudio advierte de los efectos adversos del plomo en los huesos de ciervos que viven en zonas mineras

El plomo, que aún está presente en antiguas zonas mineras, puede afectar negativamente a la composición de los huesos de ciervos, así como a los procesos que regulan su formación y mineralización. Esta es la conclusión a la que llega un grupo de investigadores del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos de la UCLM y del Departamento de Mineralogía y Petrología de la Universidad de Granada tras el estudio realizado sobre ciervos y jabalíes que viven en el Valle de Alcudia y Sierra Madrona.

Un estudio realizado por el grupo de Toxicología del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) de la Universidad de Castilla-La Mancha, en colaboración con el Departamento de Mineralogía y Petrología de la Universidad de Granada, advierte de que la contaminación por plomo altera las reservas de vitamina A en el hígado de ciervos y la composición del hueso de estos animales que viven en una zona minera.

Los investigadores, Rafael Mateo y Jaime Rodríguez-Estival del IREC y Pedro Álvarez-Lloret y Alejandro Rodríguez-Navarro de la Universidad de Granada, han centrado su estudio en el distrito minero del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, principal productor de plomo de España durante la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX. Actualmente, este territorio, que se extiende a lo largo de más de 2.500 km2 y que cuenta con 484 minas y escombreras abandonadas, está dedicado a la explotación cinegética y ganadera, por lo que la existencia de altas concentraciones de plomo en suelos, plantas y aguas puede representar un elevado riesgo medioambiental y sanitario.

Tomando como referente esta zona, los autores evaluaron los efectos tóxicos de la contaminación por plomo sobre el tejido óseo de ciervos y jabalíes que habitan en la misma. Según explican los investigadores, el hueso es un tejido en constante remodelación, en cuya formación y mineralización interviene la vitamina A, que puede verse negativamente afectado por la exposición al plomo a través de numerosas vías metabólicas, siendo dicha vitamina una de las rutas posibles por las que este elemento químico causa el efecto tóxico.

En este sentido, el estudio concluyó que el efecto negativo del plomo sobre el contenido carbonato mineral en el tejido óseo de los ciervos expuestos a la contaminación minera se relacionó con un aumento de la forma libre de la vitamina A en el hígado. Por el contrario, los jabalíes no presentaron alteraciones óseas relacionadas con la exposición al plomo, aunque se comprobó una relación positiva entre las formas esterificadas de vitamina A que sirven para su almacenamiento en el hígado y el grado de mineralización de los huesos.

Estos resultados, según los investigadores, sugieren que el efecto del plomo sobre las reservas de vitamina A puede contribuir a la generación de efectos adversos de este metal pesado sobre el tejido óseo, afectando a la composición de los huesos y a los procesos que regulan su formación y mineralización.

El estudio, Chronic effects of lead (Pb) on bone properties in red deer and wild boar: relationship with vitamins A and D3, ha sido publicado en la revista Environmental Pollution.

Deja un comentario