Ecologistas en Acción de La Manchuela quiere cazar jabalíes con ‘burro y garrota’

La Asociación para la Conservación de los Ecosistemas de La Manchuela (ACEM) ha pedido a la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha que “autorice la modalidad de caza del jabalí en burro y con garrota”. Este grupo, en protesta por la autorización en Castilla-La Mancha del lanceo del jabalí, presentó el pasado 21 de enero  la solicitud que reproducimos a continuación:

 

“Ximo Azorín Azpeítia, como secretario de la asociación ACEM (Asociación para la conservación de los Ecosistemas de la Manchuela) – E.A., con C.I.F. G02169563, y con domicilio a efectos de notificación en C/ Maestro, nº 5. 02200 Casas Ibañez (Albacete).

Certifica que en la pasada Asamblea de ACEM de 28 de diciembre se aprobó con plena unanimidad de los socios presentar a la Consejería de Agricultura la aprobación de una nueva modalidad de caza. 

Con la aprobación de la Modificación del Reglamento de Caza el 17 de agosto, que atiende las demandas del sector cinegético, y en donde se autoriza la caza del jabalí a caballo y con lanza, Castilla-La Mancha se convierte en un referente en el mundo cinegético. 

Este Reglamento es la antesala del gran reto que supondrá la nueva Ley de Caza, que seguro será un instrumento eficaz para una mayor promoción de la caza. Es por ello que desde nuestra asociación hemos resuelto dar el paso de solicitar que se autorice una nueva modalidad cinegética, con largo arraigo en nuestra comarca de La Manchuela de Albacete y Cuenca: “la caza del jabalí en burro y con garrota”.

JUSTIFICACIÓN

De siempre en poblaciones de La Manchuela, se ha practicado la caza del jabalí, montados en burros y utilizando garrotas de 2 kilos para abatir las piezas. La escasez y necesidad de nuestros antepasados ha hecho que se utilizasen estos medios tan rústicos. En poblaciones como Mariminguez, Los Cárceles, Tabaqueros o Tamayo, era habitual hace años ver emocionantes lances cinegéticos protagonizados por nuestros abuelos, que montados en los borricos acosaban a la bestia a garrotazos. 

Se trata de una caza tradicional ampliamente demandada en nuestra comarca, que se puede convertir en un recurso generador de riqueza. Esta atractiva modalidad, ampliará la oferta cinegética manchega para atraer cazadores de todo el mundo deseosos de utilizar la garrota, posibilitando un nuevo yacimiento de empleo para los emprendedores de la Manchuela. Con esta brava y feroz caza, se contribuirá al objetivo principal de todos los castellano manchegos, de poder conseguir superar la crisis. Potenciando la caza, no sólo como actividad de ocio, sino como generadora de empleo y de esperanza para el desarrollo del mundo rural, el cual pasa ineludiblemente por una mayor explotación de los recursos cinegéticos y naturales.

El espejo en que nos hemos mirado, del cual queremos ser más que su reflejo, es el “Club Internacional de Lanceo”, promotor de la recientemente autorizada por la Consejería de Agricultura, caza del jabalí con lanza y a caballo. Desde este club aseguran que se trata de un arte tan antiguo que se remonta a tiempos históricos de principios de nuestra era, y siempre asociado a derechos señoriales. Nuestra modalidad es aún más antigua y popular, remontándose a periodos prehistóricos, donde ya se representaban hombres cazando con garrotas en pinturas rupestres. Con el fin de consolidar nuestra caza, nuestra asociación ya ha dado los primeros pasos para crear un “Club Internacional del garrotazo en borricate”.

La Consejera de Agricultura ha mostrado una enorme sensibilidad para responder a las demandas del sector cinegético, y convertir a Castilla-La Mancha en el paraíso del cazador, liderando nuestra región tanto en España como a nivel mundial. Así, en aproximadamente un año, se han autorizado nuevas modalidades de caza, destacando el jabalí con lanza a caballo, el zorro en madriguera o la cetrería. Se han flexibilizado otras, como los ganchos, y ampliado la temporada para alguna especies como la perdiz en cotos intensivos. En definitiva, se podrán cazar más animales, más tiempo y de formas distintas, y además se podrá cazar en zonas protegidas, en refugios de fauna, reservas naturales, con lo cual se podrá cazar en más sitios.

Es por todo ello, que desde nuestra asociación, reconociendo el esfuerzo de la Junta de Comunidades en potenciar la caza, con su promoción en los medios de comunicación como un bien de interés general, e ilusionados con la futura nueva Ley de Caza que seguro conectará plenamente, si cabe más todavía, con los intereses cinegéticos. Nuestra asociación ACEM, apelando a este compromiso manifiesto solicitamos:

Se autorice la modalidad de caza del jabalí en burro y con garrota, dado que como ya hemos justificado se trata de un patrimonio inaprensible, una modalidad tradicional ampliamente demandada, de la que dependerá la prosperidad en nuestros pueblos, siendo generadora de renta y creación de empleo estable de gran cualificación.

Posteriormente se remitirá un dossier con los preceptos de esta caza, y las homologaciones del tipo de garrota, incluyendo la garrota sin muerte, acolchada.

El mundo rural, nuestro futuro pasa por la garrota.

En Casas Ibañez a 21 de enero de 2013. Fdo.: Ximo Azorín“.

Deja un comentario