Murcia diseña un plan para gestionar los ciervos en la zona de Cieza

Se confirma que la comunidad autónoma de Murcia está preparando un plan de gestión para los venados “porque han venido para quedarse”, según se desprende de un reportaje de Miguel Ángel Ruiz en La Verdad

 

La Consejería de Presidencia censará la población y decidirá dónde pueden estar sin dañar la agricultura. Según la noticia aparecida en la web del Ayuntamiento de Cieza, hace unos días representantes de la Concejalía de Medio Ambiente y de grupos políticos municipales de Cieza mantenían una reunión en Murcia para tratar de hallar una solución.

Según la información del diario regional La Verdad, “llevaban un par de décadas reproduciéndose en el noroeste, de manera más o menos discreta, y protagonizando algo parecido a una reconquista de sus antiguos territorios tras las fugas de ejemplares desde fincas cinegéticas intensivas. Los ciervos, extinguidos en la región desde la mitad del pasado siglo, han ido a más y desde hace años ya no sólo se les puede ver en Cehegín, sino también en Cieza, Calasparra, Bullas, Mula, Moratalla y la Sierra de Ricote. Hasta que su presencia ha sido una evidencia tan notoria que la comunidad autónoma ha tomado la decisión de censarlos para determinar en qué zonas de la región se encuentran y en qué condiciones. El objetivo es elaborar un plan de gestión para la especie, que hasta el momento se está cazando en monterías y mediante permisos por daños en explotaciones agrícolas, pero sin conocerse con exactitud cuántos ejemplares hay”.

Se añade que los agentes medioambientales de la comunidad van a realizar un estudio “que llevará tiempo y mucho trabajo porque las poblaciones son bajas”, señalan fuentes de la Dirección General de Medio Ambiente: “Sabemos que están en Cehegín y Cieza, pero no tenemos claro que estén en otras zonas y por eso hay que hacer un análisis muy fino del terreno”, añaden. “Esto es como un hijo que no te esperas y hay que ocuparse de él, porque parece que han venido para quedarse”, resume gráficamente un técnico del Servicio de Caza.

La Dirección General de Medio Ambiente espera disponer antes del verano del documento técnico que establezca los espacios naturales óptimos para el Cervus elaphus, en función de las características del medio físico y la disponibilidad de alimento. Los técnicos utilizarán como referencia un trabajo que se preparó hace años para la posible recuperación de la especie.

El control de las poblaciones de ciervo se realiza actualmente mediante los gestores de los cotos de caza, indica Ruiz, “pero la comunidad autónoma se ha decidido a marcar unas directrices técnicas para el manejo de la especie tras la petición del Ayuntamiento de Cieza, municipio donde los venados han irrumpido en la escena política local: los grupos de la oposición y Ecologistas en Acción acusaron al equipo de gobierno de permitir la caza sin límite de ejemplares, sin un estudio previo sobre las poblaciones de ungulados, en lugar de apostar por los ciervos como un patrimonio natural que sirva también como activo económico por su posible aprovechamiento turístico y cinegético. Un planteamiento que ahora parece más cercano tras la reunión que mantuvieron la semana pasada la concejala de Medio Ambiente de Cieza, María Dolores Hortelano, y ediles de PSOE e IU con técnicos de la comunidad”.

Deja un comentario