AMFAR ofrece una oportunidad de empleo a las mujeres y jóvenes en el sector ganadero

La presidenta de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR), Lola Merino, informó ayer en la localidad de Valdepeñas (Ciudad Real) de que “el proyecto Bolsa de Pastoras ofrece una oportunidad de empleo a las mujeres y los jóvenes que quieran trabajar en el sector ganadero de Castilla-La Mancha”. 

 

Merino, que visitó la finca ‘La Nava’ donde un grupo de dieciocho mujeres y dos varones realizan prácticas de ordeño y asistencia en parideras, ha aprovechado para recordar que el proyecto ‘Bolsa de Pastoras’ nace de la propia demanda de los profesionales del sector ganadero, que requieren mano de obra cualificada para trabajar en sus explotaciones.

“Somos conocedoras de que las explotaciones ganaderas requieren mano de obra profesional que es difícil de encontrar, AMFAR ha sabido recoger ese guante y aprovechar la ocasión para formar a 52 mujeres y jóvenes de Ciudad Real para cubrir esta carencia de trabajadores cualificados dándoles la formación necesaria para emplearse en el sector ganadero”, ha dicho Merino.

El proyecto, en el que colabora la empresa de servicios veterinarios NUTEVET, y que está financiado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, culmina esta semana su fase formativa.

Concretamente, 50 mujeres y 2 varones de la provincia de Ciudad Real han participado en tres cursos de 40 horas lectivas en las localidades de Calzada de Calatrava, Alcolea de Calatrava y Valdepeñas.

Para Merino, lo más interesante del proyecto comienza a partir de ahora, ya que las alumnos que superen con éxito los cursos de formación, podrán comenzar a formar parte de una bolsa de empleo que será gestionada por AMFAR y NUTEVET, y que funcionará como cualquier otra bolsa de empleo, ofreciendo servicios de sustitución para trabajar en las explotaciones ganaderas que demanden mano de obra.

 

Innovación, relevo generacional y conciliación

La Bolsa de Pastoras, ha dicho la presidenta de AMFAR, supone también una apuesta importante por el relevo generacional que reclama el sector ganadero, en el que sólo el 18% de las explotaciones ganaderas de Castilla-La Mancha tiene como titular a una mujer.

Por este motivo, ha recalcado la “sorprendente” elevada participación femenina en el proyecto, casi el 98% del alumnado, sólo 2 de los 52 alumnos son varones, y todas ellas destacan además por su juventud, ya que cuentan con una edad entre 25 y 35 años.

Con esta bolsa de empleo, AMFAR persigue además la conciliación de la vida laboral, personal y familiar, un factor determinante para favorecer el desarrollo rural y la incorporación de la mujer al mundo laboral.

 

 

Deja un comentario