Los Yébenes se pone en lo más alto del sector cinegético con la entrega de los Premios Caracola de Caza y Safaris

Por segundo año consecutivo la prestigiosa revista Caza y Safaris volvió a elegir al municipio toledano de Los Yébenes como anfitrión en la entrega de sus Premios Caracola que este año cumplen su vigésimo novena edición. El acto tuvo lugar ayer en el Auditorio Municipal de la localidad, que se llenó hasta la bandera con más de 500 amantes de la caza, no sólo de Los Yébenes, sino también de Castilla-La Mancha, de España entera y de asistentes de países como Portugal, Alemania o Estados Unidos, no en vano tuvieron un protagonismo muy especial en la gala los miembros del Safari Club Internacional.

El acto, lleno de solera y sabor monteño, estuvo precedido por la degustación de unas exquisitas migas en las inmediaciones del Auditorio Municipal, donde los asistentes y las autoridades pudieron dar fe de la excelente gastronomía monteña y del carácter hospitalario y de excelente anfitrión de los yebenosos.

Numerosas autoridades quisieron arropar no sólo al Ayuntamiento de Los Yébenes en su apoyo al sector cinegético, sino también a la revista Caza y Safaris; así, asistieron el subdelegado del Gobierno, José Julián Gregorio; el director general de Economía, Competitividad y Comercio, Antonio Conde Bajén; la directora general de Calidad e Impacto Ambiental, Matilde Basarán; el director general de Infraestructuras y Desarrollo Rural, Miguel Cervantes; el jefe de  los Servicios Regionales de Caza, Pesca y Aprovechamientos, Enrique Sánchez Herrera; la presidenta regional de ASAJA en Toledo, Blanca Corroto; el senador Tomás Burgos Beteta y el diputado y presidente de Recamder, Ángel Exojo.

Además, el acento cinegético lo puso el presidente de Cega-Multimedia, Marcial Gómez Sequeira, y los presidentes de los Capítulos Ibéricos del Safari Club Internacional, el representante regional para Europa del Safari Club Internacional, Norbert Ullmann, y el consejero delegado del Safari Club Internacional, el estadounidense Phil DeLone, sin olvidar a los integrantes de la revista Caza y Safaris, encabezada por su director, Antonio Mata.

La caza, generadora de empleo

El acto, presentado por la periodista Lorena García y por Gonzalo Rosell, comenzó con las palabras del alcalde de Los Yébenes, Pedro Acevedo, quien agradeció a todos su presencia y mantuvo que Los Yébenes “es el paraíso de la caza, referente cinegético, porque desligar la caza de la naturaleza y la conservación es imposible. La caza es generación de riqueza y creación de empleo”.

Y en este punto ofreció unos datos más que relevantes: “En Castilla-La Mancha hay siete millones de hectáreas dedicadas a la caza, genera 600 millones de euros al año de riqueza, crea 6.000 empleos fijos y casi dos millones de jornales”.

Galardonados

A continuación se pasó a la entrega de los Premios Caracola. En primer lugar se otorgó, por primera vez en la historia de estos galardones, el Premio a la Mejor Montería Social, que recayó en El Quinto de Don Pedro, organizada por el Ayuntamiento de Los Yébenes. A continuación, se dio lectura al premio a la Mejor Montería en Abierto, que fue a parar en Malueñez, organizada por Cinegética Garrido.

La Mejor Montería relación Calidad-Precio fue para Solana y Natera, de Producciones Cinegéticas Guardián y Monterías J.J.; la Montería con más Calidad fue para El Tochar, organizada por Monterías Jaime Lozano; y la Mejor Montería de Jabalíes, para El Morro, organizada por Saúl Bravo Servicios Cinegéticos.

A continuación llegó la sorpresa de la gala, con una representación del grupo de baile Toledanza, compuesto por chicas de Los Yébenes y Torrijos, que realizaron una bella coreografía simulando motivos cinegéticos.

Y, como colofón a la entrega de premios, se concedió la Caracola Honorífica a la Unidad Militar de Emergencias, que recogió el coronel Javier Gallegos García-Lorenzana, del Departamento de Relaciones y Evaluación, y las Caracolas de Oro, Plata y Bronce.

La Caracola de Bronce fue para Bastarás, organizada por Cabezas Servicios Cinegéticos; la de Plata para Las Pilillas, de Sierra Caza; y el Oro recayó en Ribera Alta, organizada por Sierra España.

Como fin del acto, el alemán Norbert Ullman, del Safari Club Internacional, pronunció unas palabras de agradecimiento y entregó al alcalde de Los Yébenes, Pedro Acevedo, una placa en reconocimiento por su gran labor en defensa de la caza. A continuación, el presidente de Cega-Multimedia, Marcial Gómez Sequeira, destacó la importancia del sector cinegético y alabó a estos premios como referente de la caza con mayúsculas.

Y, por último, el subdelegado del Gobierno, José Julián Gregorio, fue el encargado de clausurar el acto: “La caza genera riqueza, Castilla-La Mancha es el segundo destino cinegético nacional y en nuestra región se solicitan casi 170.000 licencias de caza al año”, mencionando, además, el apoyo del Gobierno regional a este sector, “a la carne de caza se le dará una distinción en los próximos Premios Gran Selección y, además, en el Plan Estratégico de Turismo, que presentará el Gobierno regional este año, el sector cinegético tendrá un peso muy importante”.

Para cerrar la entrega de los Premios Caracola se celebró una comida en el Restaurante El Artillero, a la que acudieron más de 300 aficionados a la montería que no quisieron perderse la ocasión de estar presentes en estos actos y participar en el gran sorteo de regalos que tuvo lugar al finalizar la citada comida. 

Deja un comentario