El lobo no será especie cinegética en Asturias en el nuevo plan que presente Agroganadería

La consejera de Agroganadería del Principado de Asturias, María Jesús Álvarez, ha cifrado en 32 los lobos abatidos en 2013, el 15% más que los ejemplares abatidos en 2010 cuando se produjo la mayor cifra, y ha añadido que en el presente año desciende el número de daños, cuyo pago se realiza “con absoluta agilidad y sin retraso”, según ha publicado la Agencia EFE.

La titular de la Consejería ha ofrecido estos datos durante su comparecencia en la Comisión de Agroganadería de la Junta General, en la que ha defendido la gestión realizada por su Departamento para el control del lobo en Asturias con un trabajo marcado por la “seriedad”, realizado de “forma adecuada”.

Ha anunciado que durante el próximo mes de noviembre podría ser presentado el plan de gestión comprometido para ser “más eficaces y eficientes” en el control del lobo, sobre el que ha defendido la conservación de la especie aunque no del número de individuos, la defensa de la ganadería y el resarcimiento de los daños causados.

Álvarez ha apuntado que el lobo no está declarada especie cinegética en el Principado, donde no obtuvo el “consenso preciso” para que así fuera, y ha citado que en Castilla y León, donde sí tiene esa consideración, “no se ha producido un descenso de ejemplares, ya que crece el número, amplía su colonización y contribuye al aumento de la conflictividad social”.

Entre las daños registrados en los últimos cuatro años, la responsable de Agroganadería ha reseñado que la cifra más elevada se produjo en 2011, con 2.718 expedientes con un coste de 931.735 euros, mientras que en el presente año descendió a 2.257 expedientes con 803.496 euros.

El programa anual de actuaciones, que prevé un cupo de hasta 66 ejemplares, suma 32 lobos abatidos a falta de un trimestre para que concluya su vigencia, que supone la cifra “más alta” existente en el plan de gestión, con el abatimiento de un 15 % de ejemplares más que en el programa de 2010, el de mayor control hasta ahora, con 24 lobos. Además de esos 32 ejemplares abatidos, ha añadido que existen otros dos más muertos por atropello.

Sobre el control de población en Picos de Europa, tanto en el territorio asturiano del Parque Nacional de los Picos de Europa como en sus aledaños, Álvarez ha informado sobre el abatimiento de dos lobos en Cabrales-Tresviso y uno en Lagos, si bien ha precisado que “no fue posible continuar dado que, en noviembre de 2012, una decisión judicial suspendió cautelarmente los controles”. Sobre el marco legal, ha defendido la necesidad de trabajar con el existente actualmente, que posible revisar.

EFE apunta, así mismo, que el diputado socialista Marcelino Marcos Lindez, ha afirmado que el debate sobre la gestión del lobo “se repite” aunque “no con la teatralización de la derecha” en debates anteriores, ha reivindicado “el trabajo, el calendario y el esfuerzo” para buscar una solución que “sirva como instrumento a corto plazo para paliar los problemas que afectan a la cabaña ganadera”. “La batida está contemplada en el plan de gestión, y no creo que sea agresiva”, ha dicho el parlamentario del PSOE.

El portavoz de Agroganadería de Foro, Juan Ramón Campo, ha advertido de que su partido estará “atento” al documento y a las soluciones que ofrezca la nueva propuesta que planteará la Administración autonómica. Así, ha reivindicado la “dependencia” que el sector ganadero tiene de sus reses, cuya “viabilidad” ha antepuesto en el ámbito de la convivencia entre la especie de los lobos y los intereses y necesidades de los ganaderos.

Para el Grupo Parlamentario Popular, el actual Plan del Lobo, que data de 2002, está “caduco” y ha sido un “fracaso” por sus resultados, en especial en lo que concierne a lograr un consenso social, resarcir los daños causados y el control de la especie. Luis Venta ha conminado a la consejera de Agroganadería a “apostar por criterio objetivos” en el nuevo plan de gestión de los lobos, dando protagonismo a la voz de los ganaderos ante una especie que ha enfatizado resulta “dañina” para los intereses de los habitantes de la zona rural.

En opinión del parlamentario de IU Aurelio Martín es preciso “actuar sobre el problema” a través de una revisión “crítica” del actual plan de gestión del lobo, que en los últimos años ha causado “más daños” en la cabaña ganadera regional, a cuya situación se ha llegado por “cierta desidia”.

El que fuera consejero de Medio Rural del Principado ha dado la bienvenida al anuncio sobre el contenido del nuevo plan, que incluya “instrumentos más eficaces en zonas concretas” con “medidas excepcionales” para la coexistencia del sector ganadero y de la especie animal.

Fuente: EFE

Deja un comentario