Asturias presenta su propuesta para la revisión del Plan de Gestión del lobo

La Consejería de Agroganadería del Principado de Asturias presentó ayer al Comité Consultivo del Plan de Gestión del Lobo una propuesta de revisión del plan de gestión de la especie, así como un balance provisional de las actuaciones de control realizadas en este año.

 

La directora general de Recursos Naturales, Fina Álvarez, que asistió a la reunión celebrada ayer por el Comité, informó detalladamente sobre el procedimiento que piensa poner en marcha la Consejería para la revisión del Plan de Gestión del Lobo. El objetivo es abrir un proceso muy participativo entre todos los sectores interesados o afectados por la especie como son grupos conservacionistas, organizaciones agrarias, asociaciones de cazadores, ayuntamientos… Una vez que se recaben todas las sugerencias posibles, el Comité Consultivo se volverá a reunir para analizar el texto final, antes de continuar con su tramitación.

La propuesta de revisión del Plan del Lobo presentada ayer por la Consejería de Agroganadería no es sustancialmente diferente al plan vigente, dado que ni la evolución de la población, ni la evolución de la incidencia social de la especie parecen aconsejarlo. El borrador pretende estar más acorde con la realidad administrativa (ampliando el periodo de revisión general del plan, por ejemplo, a cada siete años, en vez de cada cinco), ser más operativo al definir sus zonas de gestión (lo que evita tener que hacerlo cada año a través del Programa de Actuaciones de Control) e incorporar la obligación de realizar a la conclusión de cada programa anual un informe reglado sobre su aplicación.

El borrador también pretende ser más eficaz, en particular, en todo lo referente a los procedimientos de control de la población. Sobre este aspecto, la directora general de Recursos Naturales ha señalado que “si se repasan las actuaciones de los últimos años, se puede comprobar que nuestras tasas de lobos a controlar en los distintos programas o la de lobos efectivamente abatidos en cada uno de ellos se encuentran dentro del rango que viene citado en la bibliografía como tasas de extracción para poblaciones sostenibles, unos años en la parte más alta de la tabla, otros en la parte baja”. En consecuencia, “no son sensiblemente diferentes a las que, por ejemplo, deberían establecerse si la especie fuera cinegética”, ha declarado.

Fina Álvarez ha puntualizado que “es cierto que para alcanzar esas tasas de lobos efectivamente abatidos se requiere de un importante esfuerzo por parte del personal de guardería, ya que, además, la distribución de los ejemplares controlados es desigual por el territorio asturiano y, sobre todo, desigual respecto a las previsiones contenidas en los Programas Anuales de Actuaciones de Control”. Por ello, se pretende incorporar nuevas formas de control “que permitan una mayor agilidad y aplicación según las necesidades de cada momento en cada zona de gestión”.

En cuanto al Programa Anual de Actuaciones de Control para este año que permitía la eliminación de hasta 66 animales en las siete zonas de gestión con presencia continua de lobo, a fecha de hoy se han abatido 32 lobos en Asturias. La Directora ha recordado que es la cifra más alta de lobos abatidos dentro de un programa desde que existe el plan de gestión, pues ya se han abatido un 15% de lobos más que en el año en el que se habían controlado más ejemplares hasta ahora, 24, en 2010.

Fina Álvarez también ha expuesto, como información complementaria, la evolución de los expedientes de indemnización de daños producidos por el lobo a bienes agroganaderos. Ha afirmado que a 15 de octubre de 2013, se habían tramitado 2.257 expedientes, cifra inferior a las de 2011 y 2012, que en esa misma fecha alcanzaban los 2.718 y los 2.464 expedientes, respectivamente.

Deja un comentario