Los cazadores, los más afectados por el robo de sus perros

La Real Federación Española de Caza (RFEC) quiere denunciar y dejar patente la realidad del robo de perros en España. Muchas noticias de las últimas semanas reflejan claramente que el colectivo que más sufre la lacra del robo de perros es el de los cazadores. Son muchos los delitos que están teniendo lugar a lo largo del país a este respecto, y ello además está siendo aprovechado por animalistas radicales para acusar al mundo de la caza de hechos que no cometen cazadores, por lo que el daño es doble para el colectivo.

Hace pocos días, en Cáceres, se detenía a tres ladrones y se desarticulaba así una banda con ramificaciones por toda España. Además, se acaba de conocer un comunicado de la Guardia Civil de Córdoba, en el que se da noticia de la recuperación de hasta 29 perros de caza robados en la provincia durante la temporada cinegética. La Federación está preocupada por estos datos, y quiere hacer una llamada al colectivo cazador para que extreme las precauciones y para que colabore con las autoridades en lo referido a este problema.

Otro ejemplo de este mal para el colectivo de aficionados a la cinegética, tuvo lugar en Sevilla, a finales de enero, cuando la Benemérita recuperó dos perros de caza que habían sido robados en Badajoz. El mundo del galgo sufre de manera muy especial este problema, pero también afecta a otras razas entre las que destacan los podencos, no en vano todos los perros recuperados en Córdoba estos meses, eran precisamente galgos y podencos.

La Federación desea que el trabajo de la Guardia Civil, y especialmente del SEPRONA, continúe por esta senda y que dé también sus frutos en zonas del norte de España, donde se sufre especialmente el robo de perros de rastro y los dedicados a la caza de la becada. La entidad federativa considera indispensable para facilitar esta labor, el hecho de que todos los apasionados de la venatoria tengan identificados a sus canes perfectamente, con su microchip correspondiente.

La RFEC, por otra parte, se alegra por aquellos cazadores que han conseguido recuperar a sus compañeros de caza, gracias a la excelente labor que desarrolla el Instituto Armado, y hace una vez más un llamamiento para la colaboración del colectivo con la Guardia Civil. Únicamente de esta forma se podrá ir poniendo coto a la lacra del robo de perros de caza.

Deja un comentario