La FCC se reúne con la consellera de Agricultura para analizar los problemas de la caza

Ayer jueves, el presidente de la Federación Catalana de Caza (FCC), Sergi Sánchez, acompañado por el presidente territorial de Barcelona, Joaquim Zarzoso, el presidente de la territorial de Gerona, Josep Blanquera, el vicepresidente de la territorial de Lérida, Josep Prats, el presidente de la territorial de Tarragona, Joaquim Vidal, y el presidente de la territorial de Terres de l’Ebre, Manolo Royo, se reunieron con la consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de Cataluña, Teresa Jordà.

En la reunión los representantes federativos trasladaron a la Consellera varios temas de máximo interés para el colectivo de cazadores de nuestro país:

– Se manifestó el más profundo desacuerdo con el protocolo de inspección del cazador iniciado por el cuerpo de Agentes Rurales. La FCC ha entregado un dossier que analiza de manera detallada todos los errores y excesos que se observan en el procedimiento. Se ha incidido en el hecho de que este nuevo protocolo comporta un riesgo innecesario para el cazador dado que en todo momento, hasta cuando el arma está fuera de su alcance, está apuntado por el agente. Y se hizo hincapié en la no necesidad de dejar el arma en el suelo cuando ésta ya está descargada, evitando cualquier desperfecto en la misma.

Dentro del dossier se ha recogido un análisis de todos los protocolos de inspección de caza de la Unión Europea quedando claro que el aplicado por el cuerpo de Agentes Rurales no se ha visto en ningún sitio y es el más duro contra el cazador. La FCC ha exigido la rectificación inmediata del protocolo. El representante de los Agentes Rurales ha asegurado a la Federación que en ningún caso el protocolo recoge que se apunte al cazador con el arma de fuego y que si algún cazador catalán recibe este trato por parte de un agente rural lo denuncie a la Federación Catalana de Caza para que se puedan tomar las medidas disciplinarias necesarias hacia el Agente que incumpla el protocolo.

– También se ha abordado la publicación de informaciones falsas y difamaciones populistas hacia el colectivo de cazadores, por parte de las instituciones que han promovido y están llevando a cabo el estudio de la vacuna de jabalíes, provocando el paro de la actividad de caza por parte de las sociedades y cuadrillas del jabalí de la territorial de Barcelona este mes de septiembre y el próximo marzo. A la FCC le ha quedado claro que desde la Conselleria no se ha llevado a cabo ninguna acción, aportación económica ni promoción de este proyecto sin rigor científico. Se ha informado a la consellera que desde la Federación Catalana de Caza junto con la territorial de Barcelona, se han entregado cartas, informando del peligro que supone el aumento de la agresividad de los jabalíes vacunados, en base a estudios científicos internacionales publicados hace años. Haciendo constar a la Diputación de Barcelona y a los cuatro ayuntamientos que patrocinan con fondos públicos el citado estudio de la vacuna que lo detengan inmediatamente.

Dado el apoyo público a la actividad cinegética que la conselleria manifestó ayer, como única herramienta de gestión en el control poblacional del jabalí y el compromiso de creación de una comisión de la Dirección General para hacer un seguimiento del proyecto de la vacuna con la finalidad de evitar, entre otras cosas, las noticias que dañan la imagen del colectivo, la Territorial de la FCC en Barcelona ha decidido desconvocar el paro de los meses de septiembre y marzo de la caza de jabalí.

– Se abordó la necesidad de que los cazadores sean los principales interlocutores de una futura ley de caza que tiene que estar enfocada a garantizar un aprovechamiento sostenible de las especies cinegéticas de nuestro país, promoviendo la práctica de la caza.

– Para la mejora de la imagen del cazador, la FCC ha reclamado una estrategia comunicativa conjunta entre la conselleria de Agricultura y sus diferentes direcciones generales para todo aquello que tenga que ver con la caza. Hace falta planificar, diseñar y transmitir una imagen fiel a la sociedad de lo que es y para qué sirve la caza, en línea con lo que se ha recogido en el Plan Interdepartamental para la reducción de daños.

Impulsar el consumo de carne de caza. El aprovechamiento gastronómico de las piezas cazadas es clave para la dignificación de la figura del cazador. La abundancia de capturas, especialmente de caza mayor, hace inviable que sea aprovechadas para los propios cazadores. Es necesario el impulso público al fomento de su consumo, más aún cuando se trata de un producto de alto valor nutricional, de kilómetro cero y sin ningún tipo de tratamiento hormonal ni medicación. Eso supondría unos recursos económicos adicionales para las sociedades de cazadores ya que actualmente sus gastos se han multiplicado por los costes que genera la caza del jabalí.

Bonificación total de cuotas del coto para todas aquellas sociedades de cazadores que actúan continuamente de manera excepcional para reducir los daños a la agricultura, así como de los socios cazadores de las mismas. También han solicitado la bonificación del 100% de la licencia de caza para menores de 25 años para fomentar la incorporación de jóvenes cazadores y de todos los que voluntariamente se han estado formando en las diferentes jornadas formativas organizadas por la Federación Catalana de Caza. Se aprovechó la ocasión para entregar en mano a la consellera un listado con todos los cazadores que este año se han formado en seguridad en batidas a todo el territorio catalán.

– Reclamo de la colaboración del Cuerpo de Agentes Rurales en el seguimiento sanitario pasivo de la fauna salvaje a través de las delegaciones comarcales.

– Propuesta para iniciar un estudio de manera conjunta para detectar e intentar detener las causas del declive poblacional de las especies de caza menor como la perdiz, la codorniz y la tortora.

– Defensa de la necesidad de suprimir los refugios de fauna para el control cinegético del jabalí, así como la exención de tramitar núcleo zoológico en el caso de las jaurías de perros de caza mayor.

– Se ha pedido también la colaboración para autorizar la creación de varios campos de tiro con rifle que permitan al colectivo de cazadores conocer y poder practicar el tiro con total seguridad (a pesar de saber que las competencias no son de la Generalitat de Cataluña).

Con todo, la FCC ha podido transmitir las diferentes singularidades y problemáticas del territorio catalán por lo que respecta a la caza y han constatado la buena predisposición de la Consellera de Agricultura para revertir la actual situación de abandono de la actividad que percibimos.

La FCC ha valorando de manera muy positiva la nota de prensa que ha emitido el propio Departamento de Agricultura, reconociendo la tarea social que, con mucho esfuerzo, realizamos los cazadores catalanes contribuyendo a la reducción de accidentes de tráfico, daños a la agricultura y fomento de la biodiversidad.

Además, la Federación ha agradecido el posicionamiento público ante las mentiras de la vacuna contraceptiva del jabalí, dejando claro que la caza ha sido y es la única herramienta efectiva hasta el momento en el control del jabalí.

Los representantes federativos, por último, esperan que sus peticiones se transformen en hechos a corto plazo, por lo que tienen previstas reuniones con las direcciones de Agricultura en breve.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.