Cinco detenidos por envenenar aves en tres cotos de la Ribera navarra

Uno de los milanos negros encontrados muertos por envenenamiento. (Foto: Policía Foral de Navarra).
La Policía Foral de Navarra ha informado de la detención de cinco personas por un presunto delito de envenenamiento de al menos 120 aves, muchas de ellas protegidas, en los cotos de Montes del Cierzo, Monte Alto y Cintruénigo.

Entre los detenidos figuran el presidente, el guarda y un vocal del coto de Montes del Cierzo; el presidente del coto de Cintruénigo; y una quinta persona que pudiera estar relacionada con los envenenamientos detectados en el coto de Monte Alto, según ha informado la Policía Foral en nota de prensa. Los cinco detenidos ya han sido puestos a disposición del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Tudela.

Las mismas fuentes han confirmado que hasta el momento se han encontrado más de 120 aves muertas, muchas de ellas son especies protegidas como milanos reales y negros, alimoches, aguiluchos laguneros y buitres leonados. También se han hallado cuervos y grajillas.

El operativo
El pasado mes de abril el Guarderío Forestal de la Dirección General de Medio Ambiente y Agua del Gobierno Foral detectó las primeras aves presuntamente muertas por envenenamiento y puso estos hechos en conocimiento de la Policía Foral. Inmediatamente, la Brigada de Protección Medioambiental comenzó una investigación en coordinación con el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra.

Durante estos meses el Departamento de Desarrollo Rural ha encargado los análisis pertinentes sobre los animales muertos, remitiendo numerosas muestras para su análisis a laboratorios externos, con el fin de conocer cual había sido la sustancia empleada.

Tras diversas indagaciones, que han incluido también el registro de dos locales y de un vehículo, se han logrado localizar abundantes evidencias que han permitido deducir la aplicación de veneno con la finalidad de afectar a las rapaces y han establecido la posible implicación de las cinco personas detenidas. En estas labores se ha empleado un equipo de perros especializados en la detección de venenos y se han encontrado dos pequeños envases de 250 c.c., cantidad suficiente para producir daños ecológicos muy relevantes.

El veneno empleado puede haber sido Lebaycid, un insecticida organofosforado que actúa por contacto, ingestión e inhalación y que se encuentra prohibido en España desde hace varios años.

Entre las especies amenazadas víctimas de estos envenenamientos figuran alimoches como el de la imagen. (Foto: Policía Foral de Navarra).

Deja un comentario