Un traficante compró 5.000 pájaros a cazadores furtivos de la Comunitat

Fuente: DiarioInformacion.com- 18-07-2012   
   
Un vecino de Sant Boi de Llobregat, al que el Cuerpo de Agentes Rurales ha intervenido hoy en Badalona 546 pájaros que llevaba en una furgoneta, comprados al parecer a furtivos en la Comunidad Valenciana, habría ganado en esta campaña unos 100.000 euros con el tráfico ilegal de 5.000 de aves.

La intervención de estas aves (pertenecientes a las especies de los jilgueros, verderones y pardillos comunes) es fruto de una operación llevada a cabo la pasada madrugada tras el seguimiento realizado por los agentes rurales, que tenían indicios de que el supuesto traficante de aves realizaba semanalmente un viaje de ida y vuelta para comprar pájaros fringílidos (especies cantoras) a cazadores furtivos de la zona.

Las aves eran almacenadas en un domicilio de Sant Adrià del Besòs para ser distribuidas y revendidas durante la semana en diferentes mercados ilegales de pájaros en el área metropolitana de Barcelona.

Se estima que, durante la época de mayor demanda de estas especies de pájaros, habría podido mover hasta 5.000 ejemplares de estas especies que una vez vendidos le habrían generado unas ganancias de 100.000 euros.

El precio de venta de estos pájaros oscila entre los 15 y los 30 euros por animal, ha informado el Departamento de Agricultura y Medio Natural.

En el registro de la furgoneta se han hallado muertos algunos de los ejemplares de aves en las 21 jaulas donde estaban siendo transportados y que no ofrecían condiciones adecuadas.

El supuesto traficante, al que no era la primera vez que se interceptaba con este tipo de cargamento, no disponía de la autorización administrativa para el transporte de estos animales, unos pájaros jóvenes que no contaban con el obligatorio anillo oficial que acredita su legalidad.

En 2008, en una operación similar, ya se intervino a la misma persona 521 pájaros también procedentes de la Comunidad Valenciana.

Estos hechos pueden ser constitutivos de una infracción administrativa muy grave de la Ley de Protección de los Animales de Cataluña, que puede ser sancionada con una multa que oscila entre los 2.001 y los 20.000 euros.

Todos los animales intervenidos han sido depositados en un Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de la Generalitat para su revisión veterinaria y su posterior retorno al medio natural.

Dentro de la misma operación de lucha contra el tráfico y comercio de animales vivos, el pasado sábado 14 de julio los Agentes Rurales intervinieron 27 pájaros fringílidos vivos a un vecino de Santa Coloma de Gramenet cuando iban a ser comercializados en un mercado de venta ilegal en Badalona, y que supuestamente procedían de la caza furtiva en diversas comarcas catalanas.

En lo que va de año, en el área regional de Barcelona se han realizado 46 actuaciones contra los furtivos de estas especies de aves.

Deja un comentario