El censo de osas con crías en la Cordillera Cantábrica se triplica en apenas dos décadas

El censo provisional de 2012 de osas con crías en la Cordillera Cantábrica apunta la probabilidad de que haya más de 30 osas y alrededor de 60 crías. De confirmarse estos datos, que hay que tomar con cautela puesto que dicho censo no ha concluido, representaría un incremento respecto al censo de 2011, periodo en que fueron detectadas 25 osas y 38 crías. En las dos últimas décadas, la población de osos ha pasado de una situación crítica a casi triplicarse.

 

Estos y otros datos acerca del oso pardo cantábrico, una de las especies más amenazada de la Cordillera Cantábrica y a la vez una de las más emblemáticas, han sido ofrecidos hoy en Santander por el director general del Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz; la directora general de Recursos Naturales del Principado de Asturias, Serafina Álvarez; el director general de Montes y Conservación de la Naturaleza del Gobierno de Cantabria, Javier Manrique; y el presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero.

Todos ellos han resaltado la estrecha colaboración existente entre las comunidades donde se asienta el oso pardo y se han congratulado tanto del incremento de ejemplares registrado como de otros factores favorables constatados que juegan a favor de la recuperación de la especie.

Entre ellos, la constatación de que van ampliando su territorio, colonizando nuevas zonas, lo cual favorece el cruce genético y evita los riesgos derivados de la endogamia. En los corredores que unen las poblaciones oriental y occidental, según han explicado, cada vez son más frecuentes los avistamientos de ejemplares que se mueven por ellos, fundamentalmente machos ya que las osas con crías constituyen una población más estable.

También han coincidido en señalar que, en la actualidad, socialmente hay una mejor percepción del oso y se percibe la disposición de distintos colectivos a colaborar con la Administración en el fortalecimiento de la presencia de la especie.

 

Distribución en dos sectores

El Sector Occidental (Galicia, Asturias y Castilla y León) con un tamaño de aproximadamente 180 osos. El Sector Oriental (Asturias, Castilla y León y Cantabria) con un tamaño de entre 30 y 40 ejemplares. En 2011, cuyo censo concluyó en julio del año siguiente, en el Sector Occidental se detectaron 21 osas acompañadas de un total de 33 crías, y en el Sector Oriental 4 osas acompañadas por un total de 5 crías.

 

Localizaciones de hembras con crías

La estimación del número y distribución de las osas acompañadas de crías de primer año es uno de los parámetros más importantes para conocer el estado de la población.

Anualmente, las comunidades autónomas con presencia de la especie realizan un censo de osas con crías. Esta actividad comienza desde que se detecta la salida de la osera de osas con crías en primavera hasta el mes de julio del año siguiente. Por ello, los datos del último censo completo de osas con crías corresponden al año 2011.

En las labores de seguimiento de la especie se comparte regularmente información entre las distintas comunidades autónomas implicadas, lo que permite un mejor conocimiento de los movimientos que realizan los ejemplares. Este trabajo se realiza a través del personal propio de la administración.

No obstante, es en el seno del Grupo de Trabajo de la especie, liderado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, donde en último lugar se realiza una puesta en común de la información recopilada, tanto para el oso pardo cantábrico como pirenaico.

 
Foto: FAPAS

Deja un comentario