La RFEC se involucra para que la nueva PAC recoja la actividad cinegética

Ante el proceso de reforma de la Política Agrícola Común (PAC) anunciada por el ministro de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete el pasado mes de febrero, la Real Federación Española de Caza (RFEC) ha anunciado su intención de involucrarse en el proceso para lograr que la actividad cinegética sea reconocida en la redacción de la nueva PAC.

La RFEC asegura que tiene que estar presente en el proceso, «puesto que la caza se practica, en gran medida, sobre terrenos afectados por ésta», según ha explicado en una nota de prensa. La intención de la Federación es involucrarse para conseguir que la aplicación de la nueva PAC contribuya al fomento de la biodiversidad en España «sin que esto suponga ningún inconveniente para el agricultor», señala la RFEC.

De esta forma, la Real Federación Española de Caza ha redactado un manifiesto en este sentido, en el que incluye una serie de puntos que considera de vital importancia. A continuación les ofrecemos un resumen de los puntos más importantes de dicho manifiesto, si bien el manifiesto íntegro pueden descargarlo pinchando en el icono de PDF que encontrarán al final de estas líneas:


Es necesaria una PAC fuerte, con presupuesto suficiente para mantener las actividades agrarias, la conservación de la estructura socioeconómica y la gestión sostenible de los recursos naturales.

Se debe hacer un uso eficiente de los pagos directos, es decir, dar apoyo a la “ecologización de los pagos”. Se considera adecuado apostar por el mantenimiento de las superficies con pastos permanentes limitando su modificación de uso o puesta en cultivo, apoyar la diversificación de cultivos y promover la aplicación práctica de las zonas de interés ecológico (pastos improductivos, arbustivos y/o forestales que formen parte de la parcela) de forma que estas últimas se puedan integrar de cara a las ayudas. En el caso de que las parcelas no dispongan de estas áreas, deberá incentivarse su creación.

La Federación apuesta por el mantenimiento  de la condicionalidad que, aunque simplificada, debe ser cumplida y verificada, y por el estimulo de las medidas agroambientales con presupuesto suficiente y una distribución homogénea en los territorios.

Con respecto a la actividad cinegética, la RFEC considera que ésta debe ser reconocida por la PAC, ya que en muchas áreas rurales es la única alternativa tras el abandono de las actividades agrarias. La gestión y aprovechamiento de las especies cinegéticas contribuye a la gestión sostenible de los recursos naturales,  a conservar el medio ambiente y fomentar el desarrollo equilibrado en el medio rural, por lo que los gestores cinegéticos deberían poder acceder a los apoyos tanto del primer pilar (ayudas directas) como del segundo pilar (desarrollo rural).

Por otro lado, considera que es absolutamente necesaria la simplificación de los trámites administrativos para acceder a las ayudas.

En definitiva, la Federación aboga por una reforma de la PAC que destierre la sensación de que las superficies no cultivadas, así como la vegetación de márgenes y linderos perjudican al preceptor y apoya la ecologización de los pagos directos porque entiende que se puede compatibilizar la actividad agraria con las medidas que minimicen el impacto de ésta sobre el medio y las especies cinegéticas.

{jathumbnail off}

Deja un comentario