La RFEC y la Federación Canaria de Caza se reúnen con el director general del Medio Natural del Archipiélago

El vicepresidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC) y presidente de la Federación Canaria de Caza, José Enrique Sánchez Velázquez, junto con su junta directiva, los presidentes Insulares de Tenerife y Gran Canaria, el Delegado Insular de Lanzarote, el Vicepresidente de La Palma, el Asesor Jurídico de la Federación y el Asesor Veterinario de la misma, acompañados del Presidente de la Federación de Gestión Cinegética de Tenerife, se reunieron la semana pasada con el director general del Medio Natural del Archipiélago, Pedro Cuesta, para tratar asuntos de vital importancia para la caza en las islas.

 

Como punto fundamental se abordó el Anteproyecto de Ley de Caza de Canarias. Los representantes de todos los cazadores canarios informaron a Cuesta de su total desacuerdo con el texto que se ha enviado al Parlamento de Canarias. Manifestaron que “hay una ausencia total de la alternativa propuesta por los cazadores y consensuada entre las diversas islas. 

Sánchez Velázquez se mostró radicalmente en contra de la desaparición del artículo 1 de la actual Ley de Caza que versa de la siguiente manera: “Fomentar, proteger, conservar y aprovechar ordenadamente los recursos cinegéticos, armonizándolos con los diversos intereses afectados y con la preservación y mejora de los hábitats de las diferentes especies objeto de la caza”.

El nuevo anteproyecto propone que este texto desaparezca y se sustituya por el de “control y erradicación de especies”. “Esto es algo absolutamente disparatado”, manifestó el colectivo de cazadores federados.

El director se comprometió a facilitar a los cazadores el estado actual de dicho Anteproyecto, y de contar con este colectivo antes de dar por definitivo un texto que el Parlamento pueda debatir y aprobar.

Por otro lado, se le expuso la situación en la que han quedado los cazadores, con las conclusiones del taller “Invasiones biológicas en Canarias y normativa de aplicación”. La Real Federación manifestó en su día su absoluto desacuerdo. Éste concluye con que hay erradicar o reducir las poblaciones de conejos hasta tamaños y densidades que permitan minimizar las afecciones negativas sobre la agricultura y otros sectores, las plantas amenazadas y las funciones ecosistémicas, mediante el uso de los instrumentos de planificación cinegética, de los planes de recuperación y conservación de las especies amenazadas o de los instrumentos de ordenación de las áreas naturales protegidas. 

Al Director General se le explicó la verdadera situación por la que atraviesa esta especie, con las enfermedades que lo han diezmado, y que las ideas de erradicación rayan en lo antinatural, para una especie que lleva en Canarias más de seis siglos y que se encuentra completamente adaptada a la naturaleza canaria, en cada uno de los ecosistemas y en cada una de las islas en las que está presente. 

Cuesta  reconoció que la conclusión del taller no está ni ajustada a la realidad ni mucho menos dentro de sus proyectos. Todo lo contrario: “hay que defender el conejo canario”.

Además el Director del Medio Natural se comprometió a crear una mesa de trabajo para  conseguir una cohesión entre los diferentes sectores interconectados con la caza. Ésta comenzará a trabajar en el mes de febrero.

Por último, Sánchez Velázquez  le entregó un documento de conclusiones del primer estudio socioeconómico de la caza en la isla de Tenerife, que como ya se indicó en su momento representa un movimiento superior a 25 millones de euros, solo en esta isla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.