Jóvenes del SCI

Hasta hace relativamente poco tiempo tuve la sensación de formar parte de un sector de la población al que poco o nada importaba el mundo de la caza. La impresión de ser pocos los jóvenes con afición a la caza se iba acrecentando; de hecho, en Barcelona, mi ciudad, tan sólo conocía a tres más. Sólo me mantenía en contacto con el campo un familiar cercano (mi tío), sin quien no me hubiese sido posible acceder a este mundo.

Poco a poco, descubrí que no éramos tan pocos, sino que no había un nexo de unión entre nosotros que nos permitiese compartir esta afición. Al final, necesitábamos un catalizador que nos pusiese en contacto y en este caso ha sido nuestro Capítulo de SCI, porque también es nuestro, ahora lo podemos decir sin temor a equivocarnos. 

 

Siempre he entendido la caza como una paradoja (idea extraña opuesta a lo que se considera verdadero o la opinión general), que muchos se resisten a comprender, ya que la caza resulta ser una de las mayores herramientas de conservación de la fauna y el medio natural.

 

Pienso que eso es algo que todos los cazadores entendemos, al igual que si no se da un relevo generacional, esta actividad podría llegar a desaparecer, quedando así nuestros montes en manos de ecologistas anticaza, por llamarlos de alguna manera, que enmudecen cuando se les pregunta qué fue lo ultimo que hicieron para preservar la flora y la fauna en nuestro país.

 

Pero volviendo al tema, a lo largo de estos últimos años algunas asociaciones han apostado por la caza entre los jóvenes, entendiendo así la caza como una actividad sostenible y, a su vez, en la parte que nos afecta, en la necesidad de este relevo generacional.

 

Una de estas asociaciones ha sido el SCI, concretamente, yo puedo hablar de mi capítulo (SCI Catalunya Chapter), desde el que se ha apostado por los jóvenes y en el que ya somos un grupo de más de 25 jóvenes cazadores, a los que nos une una gran afición y una enorme amistad. Aprovecho para invitar a cualquier joven cazador a formar parte de este grupo.

 

Otra muestra de este apoyo que algunos nos brindan es este espacio que nuestros amigos de Caza y Safaris amablemente nos han dado la oportunidad de ocupar, y que hemos aceptado encantados. Desde este escaparate contaremos nuestras experiencias y daremos nuestra opinión; tal vez no tengamos la mejor prosa, pero, seguro, aportaremos un punto de vista distinto que quizá anime a otros jóvenes a expresar lo que el ecologismo mal entendido critica, sus vivencias cinegéticas. Hay que denunciar que desde las escuelas se hace una labor de zapa increíble en contra de la caza. Para variar, sólo se puede oír una de las versiones, ¡bendita democracia!

 

Pero, para muestra, un botón. Los jóvenes no paramos de movernos dentro de nuestras posibilidades y presentamos la lista de nuestras próximas actividades que, con el tiempo, se irá incrementando. CyS

 

Pablo Carol SCI Catalunya Chapter

Deja un comentario