El lobo gris enfrenta a ecologistas y autoridades en Minnesota

Según se aproxima la fecha, tres de noviembre, de la apertura de la temporada de caza del lobo gris en el estado Minnesota, los activistas defensores de este animal, que estuvo en peligro de extinción, esperan la intervención de la corte de justicia.

Hace una semana el Centro para la Diversidad Biológica, organización nacional de conservación, se unió al grupo de Minnesota Howling for Wolves (Aullando por los lobos) para solicitar a la Corte Suprema del estado eliminar la autorización de caza.

La Corte de Apelaciones de Minnesota negó una moción preliminar de los grupos para un mandato judicial porque fallaron en “demostrar la existencia del daño irreparable a los lobos” y recurren a la Corte Suprema del estado para revisar esta decisión.

En una acción legal paralela, The Human Society y el Fondo para los Animales anunciaron su intención de demandar al Servicio de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos para devolver la protección federal a los lobos de los Great Lakes. Los grupos también pidieron a Minnesota posponer la temporada hasta que haya una resolución.

El Servicio de Pesca y Vida Salvaje no ha emitido ningún comentario sobre estas acciones legales.

El lobo gris ingresó al catálogo de especies en peligro en 1974 en Minnesota, cuando su población cayó hasta los 750 ejemplares. Esta especie salió de la protección federal este año y, como resultado, el Departamento de Recursos Naturales de Minnesota asumió la gestión de la especie. Inicialmente, el Estado tenía un periodo de espera de cinco años antes de permitir su caza, pero la administración quitó esa ley.

El Departamento de Recursos Naturales de Minnesota censa la población de lobos en el estado en 3,000 ejemplares y dice que se autorizará la caza de 400 lobos… “Eso no representa una amenaza a la conservación”, comentan.

La temporada de caza y captura de lobos se cierra el 13 de enero con un máximo permitido de 400. Más de 23,000 cazadores entraron al concurso para participar.

Chris Niskanen, director de prensa del Departamento de Recursos Naturales de Minnesota, dijo que el estado cumplió las metas de población de lobos hace casi una década y que tienen una de las mayores densidades registradas en la historia.

A medida que aumenta la población de lobos, también incrementan los conflictos de estos animales con los humanos. En general, los lobos atacan principalmente a venados, alces o castores, pero el International Wolf Center dice que también pueden ir contra animales domésticos. “Esperamos que esta primera temporada de caza y captura nos de mucha información para que podamos controlar la población de lobos y reducir los conflictos al mismo tiempo”.

Deja un comentario