Tanzania solicita de nuevo vender sus reservas de marfil

El viceministro de Recursos Naturales y Turismo tanzano, Lazaro Nyalandu, durante la primera Conferencia Panafricana sobre la Gestión del Turismo Sostenible de los Parques Nacionales, que se desarrolló en Arusha (Tanzania), los pasados días 15 a 18 de octubre, pidió que se autorizara la venta de las reservas de marfil procedentes de elefantes muertos de forma natural.

 

“Queremos vender una parte de las reservas. Planeamos, con el fruto de esta venta, reforzar nuestras actividades de lucha contra la caza furtiva de elefantes, que es cada vez más preocupante”, indicó, precisando que las reservas que se quieren vender, en total 137.229 kilos de marfil, no proceden del contrabando, sino de  ejemplares muertos de forma natural.

En su día, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) rechazó en 2010 un primer pedido de Tanzania de vender 80,5 toneladas de marfil. La mayoría de los países de la CITES, entre ellos Kenia, vecino de Tanzania, se habían opuesto al proyecto tanzano ya que temían que fuese un incentivo a la caza furtiva. En 2007 la CITES adoptó una moratoria sobre la venta de marfil hasta 2018. Al rechazar la demanda de derogación tanzana, CITES dijo estar “preocupada” por la capacidad de las autoridades tanzanas para luchar contra el tráfico de marfil.

Deja un comentario