Costa Rica prohíbe definitivamente la caza con fines comerciales

Este lunes, en el transcurso del último debate sobre la Ley de Conservación de Vida Silvestre, el parlamento de Costa Rica aprobó la prohibición definitiva de la caza deportiva con fines comerciales en el país. 

También prohíbe también la tenencia y el comercio de especies silvestres, tanto de flora como de fauna. La iniciativa ha sido rechazada por los cazadores, pero, con la votación de ayer, la última palabra la tendrá la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, que debe sancionar la Ley, aunque ya ha adelantado que le dará todo su respaldo.

La nueva ley, que fue presentada por los ciudadanos en la Asamblea Legislativa, recibió la aprobación en primer debate en octubre, pero una consulta en la Sala Constitucional de algunos diputados contrarios a la normativa retrasó su votación final hasta ayer, tras desestimar los magistrados que implicara cualquier desacuerdo con la Constitución. La Ley fue aprobada este lunes de forma unánime por los 42 diputados (de un total de 57) presentes en la sesión.

Ahora, quienes maten a un animal por cualquier motivo distinto de la subsistencia, la investigación científica o el control de especies pueden enfrentarse a cuatro meses en prisión o multas de hasta 3.000 dólares. 

De igual forma, en esta reforma legislativa se han incluido sanciones para quienes roben animales salvajes o los mantengan como mascotas. Los jaguares, pumas y tortugas marinas se encuentran entre las especies más apreciadas de Costa Rica.

La norma permitirá la caza deportiva solamente en los casos en que las poblaciones silvestres superen un mínimo, para consumo personal o familiar, según su contenido.

El texto prohíbe la caza de especies silvestres excepto cuando se trate de investigación científica, subsistencia y control de especies, y no afecta a la pesca deportiva ni a la artesanal, que se podrá seguir practicando.

Deja un comentario