Nuevos arrestos de furtivos de elefantes y otras especies en Kenia

Los rangers del Servicio de Vida Salvaje de Kenia (KWS) continúan su labor contra los furtivos. La pasada semanas miembros del KWS arrestaban a 45 sospechosos de caza ilegal en operaciones llevadas a cabo en distintos puntos del país y recuperaban al menos tres rifles de manos de los presuntos furtivos, así como colmillos de elefante y carne de gecela, waterbuck y búfalo.

 

La primera de las intervenciones, acaecida en un centro comercial de Tangulbei (condado de Nakuru) el pasado 29 de mayo, se saldó con la recuperación de colmillos de elefante y la detención de un sospechoso.

Precisamente al día siguiente otro presunto furtivo que portaba un rifle y cuatro cargadores era arrestado en el condado de Isiolo, más concretamente en el área de Nkisii. En el mismo condado vecinos de la zona de Oromondei entregaban a miembros del KWS un rifle con dos cargadores durante un acto común celebrado el pasado 31 de mayo.

La operación más destacada por el número de detenidos -25- sucedió en los ranchos de Galana y Kulalu, cercanos ambos al Parque Nacional Tsavo East, el pasado día 1 de junio.

Por último, en el interior del Parque Nacional  Aberdares se recuperó el cadáver de una persona sin identificación, que las autoridades sospechan que podría tratarse de un presunto furtivo que habría sido herido durante un tiroteo con rangers del KWS sucedido hace dos semanas. En el mismo encontronazo varios presuntos furtivos fallecieron y se recuperó un rifle.

Muerte por hipopótamo
Por otra parte, un hombre de 35 años murió el pasado 7 de junio a consecuencia del ataque de un hipopótamo, según ha informado el KWS. El suceso ocurrió en la localidad de Thika, en las proximidades de la residencia de profesores de la universidad Kilimambogo.
Al parecer, el hombre volvía caminando del mercado al anochecer cuando fue atacado por el hipopótamo. Otra persona, cuya identidad no ha sido revelada, resultó herida en el ataque y permanece en tratamiento en el hospital de la ciudad.

Deja un comentario