Los yenebosos se van de montería

La finca municipal propiedad del Ayuntamiento de Los Yébenes, La Dehesa Boyal, vivió el pasado domingo una intensa jornada de montería en la que participaron 60 personas del municipio y que, además, se saldó con un resultado espectacular: 35 jabalíes cobrados.

 

Esta montería es ya una tradición en el municipio, y a ella acudió parte de la Corporación Municipal, con el primer edil a la cabeza, Pedro Acevedo, quien se mostró muy agradecido por la alta participación: “Ésta es una montería que se da exclusivamente para los yebenosos, para los empadronados en el municipio; tiene una larga tradición y por eso es cita obligada para todo el pueblo”.

Porque además, no sólo fueron yebenosos los cazadores, sino que también trabajadores y establecimientos del pueblo participaron en esta jornada. Así lo explica Acevedo: “Todos sabemos la importancia que tiene la caza desde el punto de vista natural y medioambiental, pero también debemos saber que mueve muchos puestos de trabajo, que genera empleo y que supone un gran impulso para la economía local; de hecho esta montería se ha organizado con 17 rehalas locales, los trabajadores de la finca son de Los Yébenes y, además, las deliciosas migas que desayunamos y las exquisitas judías con matanza que comimos tras la montería vinieron de la mano de establecimientos hosteleros locales, de hecho a la hora de la comida no solo acudieron los cazadores, sino que también vino mucha gente del pueblo hasta sumar casi 200 personas. Fue un día de campo, agradable y con la caza como testigo”.

Asimismo, la calidad de las piezas cobradas fue muy alta, tal y como comenta Acevedo: “Ha sido espectacular, teniendo en cuenta el precio social que se ha cobrado a los cazadores, 160 euros por la jornada, es un éxito sin precedentes, porque como buenos conocedores de la caza, sabemos que por ese precio, en ningún sitio de España, se obtiene la calidad que pudimos ver ayer en la montería”.

Gran valor cinegético

Los Yébenes es mundialmente conocida por su riqueza cinegética y por la gran afición a la caza que existe entre sus vecinos. La importancia social y económica de este sector en el municipio es inmensa, ya que cada año recibe a cientos de cazadores, atraídos por la riqueza natural de Los Yébenes, por la gran calidad de las monterías ofrecidas y por la gastronomía que, en torno a la caza, se elabora en el municipio.

Pedro Acevedo afirma que “somos el pueblo montero por excelencia, con 68.000 hectáreas de extensión de las que el 80% es ecosistema mediterráneo y un 46% de la superficie municipal son cotos de caza mayor. Tenemos una riqueza cinegética valorada a nivel nacional e internacional”. 

Deja un comentario