Entre jaras y encinares en Vallecano

 

Con la llegada de los primeros fríos otoñales y con las hojas caídas, el pasado 9 de diciembre, la Sociedad de Cazadores de Aracena continuaba con su programa de montería en la finca Vallecano, en el término municipal de Aracena.

 

Tras el  sosegado y distendido desayuno se dio paso al sorteo, y uno a uno los 68 monteros fueron sorteando para cubrir esta bonita finca compuesta por una gran mancha de monte apretado y dehesa.

Finalizado el sorteo y con riguroso orden de salida, partieron las 6 armadas de cierre y 3 traviesa para cerrar lo antes posible, con el fin de evitar la salida de algunas reses.

Colocados los primeros puestos comenzaban a escucharse desde el cortijo los primeros disparos, la mancha cargada de ‘pepas’ y venados, abandonaban ésta con el ruido de los coches.

Ya colocadas todas las armadas y sin soltar los perros el tiroteo aumentó; las ciervas, en este caso, y algunos venados ponían tierra de por medio. 

Sobre las 11:30 horas tenía lugar la suelta de las 11 rehalas, aumentando todavía más si cabe la secuencia de los disparos. Con los canes metidos en la mancha algunos cochinos abandonaban sus encames y eran acosados hasta las posturas donde serían abatidos.

Continuaba la mañana y seguían levantándose reses; venados y cochinos rompían en las diferentes armadas gracias al gran trabajo de los perros.

Entrada la tarde, sobre las 14:30horas y con el toque de las caracolas, se regresaba a la sede para tomar un refrigerio amenizado por los lances cosechados durante la jornada de hoy.

Finalmente, grata satisfacción para esta sociedad por los resultados cosechados, presentándose en la junta de carne 16 venados, 12 cochinos y 10 ciervas, destacando 3 bonitos venados y varias bocas.

Una crónica de Mariano Fernández

Deja un comentario