El Torilejo, más tiros que nueces

Ciertamente, que la expectación creada en torno a esta finca manchega eran máximas la víspera de su celebración.

 

Algunos años sin cazar de manera concienzuda y una preparación sin recortes hacían intuir una jornada de éxito. No contamos con la dificultad de los tiraderos y el poco tino de los monteros, porque el tiempo esta vez no pudo ser excusa, algo de fresco cuando soplaba de umbría y una tímida llovizna que respetó el final de la montería sentaron las bases de la que podía haber sido una gran jornada. En los antecedentes de la joven organización contaba la apertura en Valseco, en la que se pudieron batir todos los récords.

En El Torilejo todas las zonas estaban aradas por los jetudos. Y los perros no dejaron de perseguirlos, pero el monte cerrado y los despistes con el cervuno limitaron las carreras. Las ladras se cortaban y los aires irregulares hicieron el resto. Los jabalíes preferían entregar su vida a los canes que ponerse a merced de los monteros. Aunque los que se atrevían a cruzar las mini-mondas, salían airosos (en su mayoría) del trance.

Unas clases de puntería y sangre fría nos vendrían bien a todos, aún cuando la temporada está en su ecuador y el tino se da por hecho. Entre los fallos más sonados el del montero que tumbó a un hermoso ejemplar de cervuno de 18 puntas y dejó que cogiera las de Villadiego sin que nunca más se supiera. Hasta nueve agarres de los perros habría que sumar al cómputo final de 31 reses. Entre las que hubo poco que destacar salvo una enorme y vieja cochina que dio el susto de la montería a los yebenosos que ocupaban el 3 de la cuerda, pues la confundieron con navajero. Las migas de la mañana, de lo mejor que hemos probado esta temporada.

 

Término: Agudo – Ciudad Real

Organización: Asen y Cía

Puestos: 61

Rehalas: 22

Resultados: 18 jabalíes, 8 venados y 5 ciervas

Deja un comentario