Montería en Picoroto

Comenzaban Monteros de Encinasola su andadura cinegética en esta temporada 2013-2014 cazando la mancha dentro de su calendario llamada Picoroto Alto.

En esta ocasión se iba a cerrar esta bonita finca lindera con Extremadura con un total de sesenta y cinco posturas y se iban a soltar un total de diecinueve rehalas para montear las poco mas de mil hectáreas con las que cuenta esta parte de la finca.

El sorteo se realizó como de costumbre en el Parador Nacional de Encinasola, desde donde se distribuyeron rápida y ordenadamente las armadas que conformaban el mapa de la finca.

A pesar de las lluvias del día anterior, el día amaneció soleado y con un calor que apretó durante la jornada. No fue hasta el momento de la suelta cuando se produjeron los primeros lances, los cuales no cesaron de producirse durante todo el transcurso de la montería. Hubo para todos los gustos, cochinos y venados, venados y cochinos, puestos de dos y tres lances y ladras por doquier que hacían un gusto la estancia en el puesto. El calor asfixiante hizo que los canes acusaran el cansancio, y como anécdota, un rehalero rematando la jornada, se acercó a las posturas solicitando un poco de agua para aliviar el intenso calor de la jornada, y despidiéndose agradeciendo el gesto al ocupante de la postura le indicó que se preparase que le iba a levantar un buen cochino. Pues dicho y hecho, no hizo mas que coronar el morrito de delante del montero, los canes arrancaron con una fuerte ladra que con temple remató el dichoso montero que no salía de su asombro.

Al final, en el plantel se pudieron ver un total de 12 venados, destacando uno de veintidós puntas pendiente de homologación y ocho de los restantes todos ellos con una calidad excepcional, y 15 jabalíes, con tres buenos navajeros entre ellos.

Informa Carlos Casilda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.