En Portada. Aventura en el Caucaso

Fue en Marbella, verano de 2012, en la que me había recluido para disfrutar de la familia y poner al día mis cacerías, mis trofeos y mi biografía, donde surgió la idea de volver al Cáucaso para cazar.

En un principio contacté con Sergio Dimitrijevic, con el que había cazado en varias ocasiones. Sin embargo, se cruzó, cómo no, mi amigo Fernando, que siempre busca lo mejor para mí, y contactó con Félix Lalane, su amigo en Safari Brockers, con la intención de decidir con quién podía cazar el Mid caucasian tur, que podía ser mi ansiado carnero número cuarenta. La decisión fue que la cacería la haría con Sergio, ya que no sólo había sido el primero con el que había contactado, sino porque, a mi parecer, ofrecía más garantías para poder conseguir el objetivo planteado

Deja un comentario