Punto de mira, .300 Winchester, el estoque del matador


Andaba yo inmerso en la búsqueda de una entrada que estuviese a la altura, en esa primera etapa de unas letras que ahora le llegan a usted. Créame si le digo que es esta una tarea difícil y más cuando se trata de definir con unos pocos trazos a un individuo tan conocido como éste. Las combinaciones de mi posible encabezado giraban tratando de enfatizar un comportamiento que, seguro, usted conoce bien. Acabé tras tanta mezcla cayendo en la cuenta de que la alabanza se la pone él a sí mismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.