Valencia: los daños de fauna salvaje en cultivos e infraestructuras serán controlados por una comisión

Establecer medidas efectivas para disminuir los daños generados en cultivos e infraestructuras por la fauna salvaje, en especial de especies como el conejo, considerada la principal plaga, la cabra hispánica, el búho real o el jabalí, es el objetivo de la Comisión de Seguimiento creada en Valencia.

La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha presidido la constitución de la Comisión, de la que también forman parte la Conselleria de Agricultura, la Delegación del Gobierno, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, la Federación de Caza de la Comunitat, la Unió y AVA-ASAJA, entre otros.

La constitución de esta comisión, según ha explicado Bonig a los periodistas antes de la reunión, es un mandato de Les Corts a una proposición no de ley del grupo Compromís, que fue aprobada por la unanimidad de todos los grupos con representación en el parlamento autonómico.

Bonig ha explicado que la comisión se crea con el objetivo de hacer un seguimiento de la fauna salvaje y de los daños que causa en determinados cultivos y por accidentes de tráfico en carretera, unos 200 al año por jabalíes que cruzan la calzada, y poner en marcha una serie de medidas para paliar estos efectos.

Por su parte, el secretario autonómico de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, Alfredo González, ha señalado que la adopción de medidas para paliar estos daños, para los que la Generalitat destina unos 25 millones de euros al año, es una reivindicación tanto del sector agrícola como de los cazadores.

González ha explicado a los periodistas que en 2009 ya se pusieron en marcha órdenes conjuntas para llevar a cabo actuaciones como cazar los 365 días del año en el caso de especies como el conejo, considerado en la Comunitat Valenciana como “una plaga”.

El secretario autonómico ha señalado que también se está teniendo últimamente muchos problemas con la cabra hispánica o por la presencia de especies híbridas como el cerdo vietnamita.

En la comisión se ha decidido la elaboración de un protocolo para comunicar los daños en cultivos agrícolas por acción del conejo de monte que permitirá actuar con mayor rapidez ante la previsión o aparición de daños significativos causados por esta especie.

Además del protocolo de comunicación de daños, en la próxima orden de vedas para la temporada 2014-2015 se contempla una reducción para el cálculo de rentas cinegéticas para algunas de las especies que generan los daños.

Por otro lado, se van a continuar con las actuaciones de control en los barrancos, ya que se trata de uno de los vectores de transmisión de las especies generadoras de los daños.

El objetivo es eliminar o reducir la vegetación de aquellos enclaves en los que la propia vegetación facilita un incremento de los daños. Durante el año 2012 se actuó en 85.000 metros cuadrados.

Otra de las medidas previstas para minimizar el daño que causa la fauna salvaje, principalmente el conejo de monte, es la generalización de una técnica experimental como es el empleo de pasos trampas.

Asimismo, dentro de las nuevas líneas de experimentación se va a fomentar el empleo de depredadores específicos como el Búho Real y se van a estudiar la viabilidad de nuevas técnicas de protección, como el uso del pastor eléctrico adaptado a pequeños mamíferos.

Entre las principales especies generadoras de daños en la Comunitat Valenciana destaca el conejo de monte, que causa daños especialmente en cultivos de cereal y vid, aunque también provocan desperfectos importantes en infraestructuras asociadas a las tierras de labranza.

El jabalí es otra de las especies que más daños están causando, directos sobre los cultivos a los que acude a alimentarse desde las zonas forestales en que se refugia y problemas en la seguridad vial cuando cruzan las calzadas.

Fuente: finanzas.com

Deja un comentario