Los cazadores sufren la subida del IVA en la subasta de Etxalar

Fuente: diariodenavarra.es

El Consistorio realizará el día 11 una segunda convocatoria para ofertar las tres paradas que quedaron desiertas

Los adjudicatarios de los puestos de caza en el collado de Iarmendi de Etxalar deberán rascarse el bolsillo. La práctica de su afición exigirá de un mayor esfuerzo como consecuencia de la aplicación del 21% del IVA sobre los precios fijados en la subasta de mediodía del sábado. Amén de las cuotas estipuladas, variables entre los 3.125 euros de la parada más cotizada y los 875 de la más económica en función de la visibilidad y su disposición en el pase de la paloma, los cazadores habrán de abonar asimismo al consistorio el 2,5% en concepto de gastos. Por un margen de doce horas desde la entrada en vigor de los nuevos porcentajes del IVA, la ocupación de los puestos de caza a partir del 1 de octubre vendrá gravada con un ligero incremento.

Con un mes de antelación a la apertura de la temporada, la subasta de los 21 puestos del sábado se saldó con una recaudación de 30.685 euros para las arcas municipales. La cuantía puede incrementar el día 11 con una segunda convocatoria, a las siete de la tarde, en que se ofertarán las tres paradas que quedaron el sábado desiertas (puestos 16, 17 y 18), supuestamente por tratarse de las peor ubicadas en el collado que limita con Francia.

La segunda subasta incluso tiene la capacidad de someter a una mejor opción económica puntos concedidos en primera instancia el sábado, siempre que un particular ofrezca el equivalente a la sexta parte de su precio de concesión. El plazo para el denominado sexteo expira el viernes.

Dos pujas al mejor postor

Durante la jornada del sábado, tan sólo se dilucidaron dos paradas al mejor postor con subidas graduales. La rivalidad en la obtención de la última de ellas (puesto 21) se saldó con un incremento de 400 euros sobre el precio de salida. La segunda puja se resolvió con una variación de 230 euros (puesto 10).

La sesión, presidida por el alcalde, Miguel María Irigoien, discurrió conforme a la tradición de anuncio a viva voz. El alguacil José Ángel Goienetxe fue el encargado de presentar cada oferta con las expresiones habituales de”¡Hay quién cubra!” y “¡Hay quién mejore!”.

Deja un comentario