Soria: la media veda no responde en capturas

images_wonke_actualidad_nacional_septiembre2013_20130904_codorniz-juan-becares-seobirdlife

Cumplida más de una docena de días de la apertura de la media veda, por el número de capturas, a modo general, la campaña se puede tildar de regular. La tónica general quedó marcara por el primer día de la actividad. En esa primera jornada, el número de capturas registrado por la Delegación en Soria de la Federación de Caza de Castilla y León, según los datos aportados por los presidentes y guardas de los clubes federados en la provincia de Soria, fueron menores de las que se esperaban antes del final de la cosecha de cereal. Se convirtió en una jornada decepcionante para la mayoría de los cazadores por los resultados, la media de capturas se fijó sobre las tres o cuatro codornices, con las lógicas excepciones, algo que no ha remontado en el resto de jornadas.

La queja generalizada entre el colectivo de cazadores encuestados es la falta de paja en los sembrados. Al retirarse esa paja, las codornices, de las que se tenía constancia de abundancia durante el periodo de cosecha, se han marchado al perder la cobertura en el campo. Durante los últimos días y con la luna llena del pasado día 10 de agosto, la codorniz buscó refugio en otras zonas. En los últimos días previos se observaron agrupaciones de codornices que se fueron con la luna y dejaron a los campos sin la abundancia de piezas que se había estimado durante la cosecha.

Los ejemplares cazados, según la consulta realizada, son codornices adultas ya que las jóvenes se han marchado a zonas de refugio. El malestar por la fatla de piezas es generalizado, pero sus consecuencias pueden ser peores ya que al no haber caza un número importante de cazadores se puede dar de baja con lo que supone para los clubes ya que igual no pueden asumir los costes que se producen por la baja del número de licencias para la próxima campaña.

La media veda de caza en Castilla y León se inició el pasado 15 de agosto, y se prolongará hasta el 14 de septiembre, según se informó en el Consejo Regional de Caza que presidió el director general de Medio Natural, José Ángel Arranz. Se inicia así el período de caza de las especies de caza menor autorizadas en el verano: codorniz, tórtola común, paloma torcaz, urraca, corneja y zorro. El Consejo es el máximo órgano de participación del sector cinegético de la Comunidad constituido por más de 20 representantes de las federaciones de caza, de galgos, cotos privados, clubes deportivos, las Organizaciones Profesionales Agrarias, las universidades, asociaciones de estudio, gestión y protección de la fauna silvestre, entre otras.  La reunión, mantenida en la sede de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, sirvió para informar sobre las novedades para la próxima temporada de caza en Castilla y León. La Resolución de la Dirección General del Medio Natural ha establecido un total de 15 días hábiles para Salamanca y Zamora, 20 para Segovia y 19 para el resto de provincias.

En cuanto a caza mayor, la temporada jabalinera se extenderá desde el cuarto domingo de septiembre hasta el tercer domingo de febrero, al igual que la época hábil para el lobo, si bien en las modalidades de aguardo y espera para el lobo se amplía el plazo hasta el último día de febrero.

En lo que se refiere a la temporada de ciervo, el período estará abierto, únicamente a rececho, desde el primer domingo de septiembre hasta el último domingo de ese mismo mes. El resto de las modalidades abrirán la temporada a partir del día siguiente y hasta el tercer domingo de febrero. Por otra parte, la temporada de corzo, para ambos sexos, se extiende desde el primer domingo de septiembre hasta el tercer domingo de octubre.

vía La media veda no responde en capturas a las expectativas.

Deja un comentario