La temporada de caza comienza con los cotos bajo mínimos en efectivos y recursos

Las batidas de caza de jabalí comenzaron ayer oficialmente en Asturias como pistoletazo de salida a una temporada que se prolongará hasta el cuarto domingo de febrero de 2015 y que los cazadores consideran “crucial” para decantar el futuro del sector. Las sociedades que gestionan los cotos regionales llevan años golpeadas por la crisis, con recursos que van en caída libre y una acusada pérdida de licencias que también hace caer los ingresos.

La situación es “límite”, en opinión de Andrés López, presidente de la Fundación para el Manejo, Desarrollo y Conservación de la Vida Silvestre y su Hábitat (Fadovisa), entidad que integra 35 de estas agrupaciones, y que reclama al Gobierno regional la aprobación del nuevo reglamento que permita flexibilizar la gestión de la actividad.

López considera que el sector se juega su futuro y no podrá seguir adelante si se mantiene la normativa de 1989, que no se adapta a las necesidades actuales, señala el presidente de la entidad, que integra a los encargados de gestionar casi 500.000 de las 700.000 hectáreas de terreno privado de caza en Asturias.

“Ésta es una campaña de transición, el principio de una recuperación o el fin de la caza social”, sentencia. Los responsables de la Federación reconocen que los socios cada vez tienen menos capacidad para afrontar los gastos que genera la afición. “Para nosotros es básico que salga adelante la norma, que nos alivie un poco”, recalca López.

La Federación pedirá una nueva reunión con la directora general de Recursos Naturales, Fina Álvarez, para conminarla a que retome la negociación del reglamento que fue rechazado por diversas entidades presentes en el Consejo Regional de la Caza.

Las sociedades integradas en Fadovisa consideran un desperdicio de esfuerzos tirar por la borda el texto, que en principio se consensuó con los representantes del sector. “Ahora no podemos permitirnos el lujo de parar el proceso”, asegura.

Los cotos asturianos han perdido 8.000 licencias en los últimos años. Los jóvenes no pueden afrontar los más de 1.000 euros de gasto que origina la actividad y las sociedades se ven ahogadas por el pago de los daños causados por la fauna a la ganadería. “Pedimos más flexibilidad en la gestión para atraer a gente de fuera que venga a cazar a Asturias”, señala el presidente de Fadovisa. Las asociaciones creen que el reglamento de caza reformado reducirá gastos, mientras los guardas prevén la destrucción de 50 empleos. Entre las medidas de seguridad para la campaña figura la obligatoriedad de que todos los participantes en la cacería vayan con prendas que cubran el torso y la espalda de color naranja, rojo o amarillo, preferentemente fosforescentes.

vía La temporada de caza comienza con los cotos bajo mínimos en efectivos y recursos – La Nueva España – Diario Independiente de Asturias.

Deja un comentario