Cazadores crean cuadrillas nocturnas para evitar la acción de los furtivos con vehículos

Cazadores de Tierra de Campos denuncian la presencia de furtivos por las noches que, utilizando vehículos, están diezmando las poblaciones, principalmente de liebres y perdices. Los hechos van a ser comunicados a la Guardia Civil del puesto de Manganeses de la Lampreana y los cazadores van a organizar esperas nocturnas en el campo para detectar el movimiento nocturno de vehículos y localizar a “estos terroristas cinegéticos”, según expresión de Roberto Heredero Fernández, secretario del coto de Moreruela de los Infanzones. De momento, lo que queda es la huella de las roderas de los vehículos en las parcelas.

Los furtivos atacan por las noches. “Utilizan vehículos “todoterrenos” que entran a toda velocidad por barbechos y rastrojos y persiguen a las liebres hasta atropellarlas y matarlas, es una barbaridad que en las últimas semanas se ha incrementado”, denuncia Roberto Heredero, que advierte que las polladas de perdices también han sido víctimas de la “persecución mortal”.

Esta práctica furtiva ha sido detectada en Moreruela de los Infanzones, pero también en Aspariegos, Villarrín, Malva, Granja de Moreruela y otros pueblos de las comarcas de Tierra de Pan y Tierra de Campos. Los cazadores aseguran que las poblaciones de liebres y perdices, abundantes a principios de verano en la zona, se han visto muy reducidas. “Hay la mitad de la mitad”, aseguran.

Los socios de los cotos afectados han decidido organizar esperas nocturnas para detectar cualquier movimiento de vehículos. “Al final te das cuenta -asegura Heredero Fernández- que es muy importante para poder desenmascarar a estos sinvergüenzas, que seguramente están conviviendo con nosotros, la colaboración de cualquier persona que pueda ver algo sospechoso por la noche, algún coche saliendo de algún camino, personas que se mueven a horas no habituales por zonas nada comunes?, y que pueda facilitarnos la matrícula del coche para poder aportar a la Guardia Civil algo concreto y poder hacer un seguimiento a estos terroristas cinegéticos”.

Los furtivos actúan en noches muy oscuras, cuando no hay nadie por el campo. Utilizan vehículos “todoterrenos” que circulan por tierras y eriales. Cuando ven una pieza, la persiguen hasta atropellarla, algo que es muy fácil en el caso de las liebres que suelen correr buscando la luz. También las perdices son fáciles de atropellar cuando son pollos y apenas vuelan.

Roberto Heredero asegura que “atrás quedan los esfuerzos de cuidar los refugios, mantener los comederos y bebederos, reducir el número de días de caza la pasada temporada, respetar los cupos y normas que fija la junta de cazadores…”. Y advierte: “No podemos echarle la culpa a las alimañas, este año ni siquiera ha sido necesario utilizar los permisos que concede la Junta de Castilla y León para cazar el zorro, ya que estos estás diezmados y enfermizos, tienen la sarna, probablemente porque su fuente principal de alimentación en este momento sean los topillos”.

Los cazadores de Moreruela denuncian la situación por la que están atravesando las especies cinegéticas: “Ya no solo es la tularemia, la coccidiosis, la enfermedad vírica…, ahora también son los furtivos nocturnos”.

vía Cazadores crean cuadrillas nocturnas para evitar la acción de los furtivos con vehículos – La Opinión de Zamora.

Deja un comentario