Alertan por “plaga invasiva” de jabalíes en el Valle de Uco (Argentina)

Fuente: diariouno.com.ar

Preocupa la creciente presencia de jabalíes en zonas despobladas de esta región, donde causan destrozos en sembradíos y sistemas de riego. La Dirección de Recursos Naturales Renovables de la Provincia los considera una “plaga invasiva”, dado que no son animales autóctonos de Mendoza.

 

Se alimentan de uva, papa, zanahoria, nuez, maíz y tomate, y destrozan todo a su paso. Su cacería con armas y perros está permitida sin límites.

El jabalí no tiene depredadores naturales más que el hombre y cada hembra pare en promedio unas 12 crías por año.

Desde un tiempo a esta parte, la presencia de jabalíes en las áreas despobladas pero sembradas del Valle de Uco se ha incrementado de manera considerable.

En la actualidad, estos animales que emigraron a Mendoza desde la bahía de Samborombón (Buenos Aires), donde los sembraron los españoles, se han convertido en una plaga que arrasa con todo a su paso.

Dañinos

Entre otras cosas, generan importante pérdidas en cultivos de uva, papa, zanahoria, nuez y maíz. Pero también se conocen casos en los que han atacado a equinos, vacunos y ovinos al momento de las pariciones. Además se alimentan de huevos y cualquier otra cosa que esté a su alcance.

También tienen hábitos carroñeros

Según Tomás Pocho Astudillo, un experimentado trabajador de Recursos Naturales Renovables en el Valle de Uco, los jabalíes están por todas partes en las zonas no pobladas de Tunuyán, Tupungato y San Carlos, más que nada en las regiones donde pueden acceder a los diversos cultivos desde el monte.

Sin depredadores naturales

“Este animal no tiene depredadores naturales a excepción del hombre, por lo que se reproduce y llega a la edad adulta sin ningún otro impedimento que no sea la caza”, explicó Astudillo.

Entre otras cosas, destacó que el jabalí “está considerado como animal plaga en la ley de caza, la provincial Nº4.602 y la nacional Nº22.421, por lo que se puede cazar sin límite con armas de fuego y con perros”, dijo.

Otras de las plagas que se cuentan en esta región son de liebre castilla y de conejo silvestre.

A la lista, según los cazadores consultados por este medio, se suman las vizcachas. Pero no está permitido cazarlas.

Deja un comentario