La Junta recaudará tres millones más por las licencias de caza y pesca

Fuente: abc.es

Una a una se llena el barril de la aceituna, o lo que viene a ser lo mismo, euro a euro, la caja de la administración autonómica deja de hacer eco. Es el refrán al que parece haberse agarrado la Junta de Castilla y León para intentar compensar sus menguados recursos, en caída libre desde que comenzó la pertinaz crisis, hace ya más de cinco años.

 

Además de la recuperación de los impuestos de Sucesiones y Donaciones para las rentas más altas o el aumento de los tipos en Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, la calculadora de Hacienda para intentar recaudar más y sufragar unos gastos difíciles de disminuir ha creado nuevas tasas y hay otras que han estrenado 2013 con una subida. En general, el aumento oscila entre el uno y el cinco por ciento, pero las hay que crecen en una proporción mayor. Es el caso de las de caza y pesca, con subidas superiores al 50 por ciento y que en algunos casos llegan incluso a duplicarse.

Lanzar las cañas, disparar las escopetas y soltar a los perros será más caro este año. Bien es cierto que, aunque la cuantía económica que finalmente tendrán que pagar los ciudadanos no es alta (por ejemplo, la licencia de caza con armas de fuego sube pasa de costar 27,80 euros a 42 , un 51% más, y la general de pesca, de 9,05 a 13,50, casi un 66% más), el elevado número de licencias que se expiden cada año para estas prácticas (más de 300.000 entre ambos deportes) supone una cantidad nada desdeñable para las arcas regionales.

Ningún céntimo es despreciable y bajo el principio de que un grano no hace granero, pero ayuda al compañero, la Junta ha apretado la tecla del más en este apartado. Y es que si los menos de seis euros más por la licencia anual que deberá abonar cada pescador o los 14 por la de cazador no son cuantías elevadas, todas sumadas dan un buen pellizco. Casi tres millones de euros más al año por la expedición de estos permisos es lo que ingresará la Administración autonómica con la modificación al alza de estas tasas, que en ejercicios anteriores subían levemente, conforme al IPC.

Deja un comentario