La DGA estudia las reservas de caza de Castilla y León para su implantación en Aragón

Fuente: heraldo.es

 

Representantes del departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, así como de las reservas de caza del Pirineo (los Valles, Viñamala y los Circos) han visitado el municipio leonés de Riaño para conocer el funcionamiento de las zonas cinegéticas de esa comunidad para implantarlo en Aragón.

 

En la visita, realizada el pasado fin de semana, participaron el director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, el director técnico de las reservas de caza de Huesca, José Luis Alarcón, además de los alcaldes de Ansó, Félix Ipas, Panticosa, Ricardo Laguna, y Tella, Feliciano Sesé, en representación de las Reservas de Caza de los Valles, Viñamala y Los Circos, respectivamente.

Según Munilla, el objetivo es cumplir el acuerdo alcanzado en la reunión del pasado día 8 con los ayuntamientos y entidades locales en Huesca sobre el futuro de las reservas de caza del Pirineo, informa el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Para ello, al Ejecutivo autonómico le interesaba analizar la revisión que llevan a cabo en Castilla y León además de valorar la bondad que supone acometer la subasta que hacen los ayuntamientos a través de subastas más globales que suponen una mayor divulgación y sirven para potenciar las ferias de carácter local.

Así, se han conocido los cambios propuestos por la Junta de Castilla y León para el funcionamiento futuro de las reservas regionales de caza en esa comunidad autónoma, aspecto relevante para Aragón por la similitud de sus reservas, ambas creadas en el año 1966.

Asimismo se analizó el funcionamiento de subasta global de los cupos anuales asignados a la propiedad a través de subastas públicas, para lo que se asistió a la subasta realizada en Boca de Huérgano, como elemento sustancial de la XI feria de caza, pesca y naturaleza (REINATUR 2013), y en Riaño.

Desde ambos gobiernos autonómicos así como desde los ayuntamientos implicados en estos espacios se han reconocido las reservas de caza como una figura de conservación de especies cinegéticas y de desarrollo socioeconómico muy importante para el sustento de las poblaciones rurales en las que se asientan.

Ambas regiones también creen preciso involucrar más a los ayuntamientos en el futuro funcionamiento de las reservas de caza y ven oportuna la existencia de un fondo de gestión de estas reservas.

Con el fin de dar valor al recurso de la caza, subrayan la existencia de subastas públicas amplias y organizarlas en eventos o jornadas que sirvan para multiplicar el impacto socioeconómico.

El próximo 14 de mayo tendrá lugar una nueva reunión para acordar los términos definitivos del nuevo modelo de gestión en las reservas de los Valles, Viñamala y los Circos.

Entre otros aspectos que se plantearon en la reunión inicial figura el de dar el 100% de los trofeos de sarrio y corzo a los propietarios de los terrenos e invertir un porcentaje del dinero que se obtenga en la propia Reserva de Caza.

Así como que el plan de actuaciones del año siguiente se decida en Junta Consultiva del año anterior y que la memoria de gastos del año anterior se aprueba en Junta Consultiva del año posterior.

La inversión procedente de este plan se ejecutará a través del Fondo de Gestión de la Reserva y el resto del porcentaje irá directamente a los Ayuntamientos para inversiones en su Municipio.

En cuanto al desarrollo de la adjudicación de los trofeos, el Ejecutivo aragonés ha planteado la posibilidad de crear de forma voluntaria un sistema de subasta de trofeos para cada una de las Reservas de Caza, de tal forma que se pudiera optimizar el rendimiento económico que se consiga con la venta de los mismos.

Deja un comentario