Un cazador furtivo pretendía abatir jabalíes con arco y flechas en La Garriga

Fuente: elperiodico.com

Miembros del cuerpo de Agentes Rurales de la Generalitat sorprendieron el pasado sábado en un paraje del municipio de La Garriga (Vallès Oriental) a un cazador furtivo que, subido desde un árbol y ataviado a lo Rambo con vestimentas de camuflaje, difíciles de observar desde lejos, acechaba a los animales para abatirlos con arco y flechas.

El individuo, vecino del municipio, había desbrozado una zona de un paraje denominado La Serreta para facilitar la visión de los animales cuando se acercaban. Para atraerlos había depositado diversas sustancias. No era para conejos, precisamente. El arma utilizada era para caza mayor, afirma Enric Mayà, jefe de los Agentes Rurales del Vallès Oriental. “En la zona solo hay jabalíes y corzos, y suponemos que buscaba lo primero porque es muy abundante”, considera Mayà. El equipamiento utilizado no era “nada habitual”, añade

Los agentes denunciaron al furtivo porque no disponía de licencia de caza ni autorización del área privada en donde se encontraba, según ha informado en una nota el Departament d’Agricultura i Medi Natural de la Generalitat, del que dependen los Agentes Rurales. Asimismo, la actividad se estaba realizando fuera del período hábil y en horario nocturno, con la ayuda de una fuente luminosa artificial. El individuo practicaba la caza con arco, una modalidad que solo se puede realizar con autorización previa de la ‘Conselleria’.

 

LOS DECOMISOS

Durante la intervención, los agentes rurales decomisaron el arco y las flechas utilizadas, así como una silla de árbol y una escalera, utensilios destinados a facilitar la caza desde una altura.

Esta actividad, además de ilegal, es muy peligrosa ya que se estaba realizando muy cerca de un camino de uso habitual para caminantes.

 

Deja un comentario