La Junta retrasa a junio la ley de gestión de las reservas de caza

Fuente: diariodeleon.es

 

Los ayuntamientos de las reservas de caza del parque regional de Picos de Europa deberán esperar hasta el 30 de junio para conocer el nuevo reglamento de gestión de la reserva de caza que va a presentar la Consejería de Medio Ambiente, según manifestó el alcalde de Boca de Huergano, Tomás de la Sierra.

 

Los ayuntamientos habían presentado alegaciones al borrador el pasado mes de febrero y esperaban tener una respuesta cuanto antes. Además deberán esperar hasta esa fecha para poder llevar a cabo la subasta del 40% de la caza social correspondiente a los cazadores locales, federados y regionales. El retraso de esta subasta implicará además retraso en pagos a las administraciones locales según precisó el pedáneo de Barniedo Nemesio Pando, «cuanto más se retrase esta subasta mayor será el retraso en un dinero que sabe de esta subasta que se ingresa a la Junta y que posteriormente nos reingresa en función de las hectáreas que tenga cada administración local». Estas subastas se corresponden al jabalí, ciervo, corzo, venado o rebeco.

Sobre la nueva gestión de las reservas los ayuntamientos no están de acuerdo en que se realice un cambio que implique un descontrol de la gestión dado que muchos temas como la gestión económica a través de un fondo de gestión no está muy clara.

La titularidad cinegética será de la Junta y se deberá crear una asociación de propietarios de los terrenos de la caza que asumirán plenamente la enajenación de los aprovechamientos cinegéticos. Se crea una red de reservas regionales de caza que estará formada por cada una de las reservas las cuales tienen una vigencia de 10 años.

Se crea un fondo de gestión de cada reserva donde se ingresará el 15% de los aprovechamientos cinegéticos, además del total de los ingresos de este fondo se destinará un mínimo de un 10% para las red de reservas. Los permisos de caza serán expedidos por la dirección técnica de la red de reservas.

Otro de los temas que más polémicas han generado son las cacerías locales. Así se señala que las cacerías previstas en el plan anual se distribuirán dentro de los cuarteles entre propietarios o titulares de otros derechos que lleven inherente el aprovechamiento cinegético de los terrenos que integran la reserva regional de caza o agrupaciones de los mismos que así lo soliciten y cuyas propiedades dentro del cuartel superen 25 hectáreas. El reparto se efectuará de forma proporcional a la superficie de cada cuartel.

 

Deja un comentario