Crecen los aficionados de EEUU en la caza mayor extremeña

macho copy Excopesa

El gran ”atractivo” mundial que representan especiaes como la cabra montés, así como las promociones realizadas durante los últimos años explican este interés.

La presencia de cazadores procedentes de Estados Unidos se ha incrementado durante la última campaña de caza mayor en Extremadura, atraídos por el buen momento que ésta atraviesa en la Comunidad.

El gran “atractivo” mundial que representan especies como la cabra montés, así como las promociones realizadas durante los últimos años explican este interés, que crece año tras año.

Así lo ha explicado, en declaraciones a Efe, el presidente de la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza), José María Gallardo, para quien se están recogiendo los frutos de estar presente en ferias internacionales como la de Madrid.

La calidad y variedad de las diversas especies extremeñas ha hecho el resto, destacando la cabra montés de Gredos y la montería típica española, con el jabalí y el venado, en muchos casos con especies únicas de pureza genética, bravura y calidad “envidiables”.

Por su parte, los ciudadanos franceses siguen siendo los cazadores foráneos que en mayor número se desplazan a Extremadura, por cercanía y porque valoran la abundancia de caza mayor que existe actualmente en la región.

Así, el venado sigue en ascenso, colonizando nuevas zonas, mientras que el jabalí ha tenido una “buena presencia” en líneas generales, aunque ha dependido de cada coto.

La caza mayor ha cubierto las expectativas puestas por el sector, según Gallardo, lo que ha permitido “aguantar el tirón” de la actividad cinegética autonómica, debido a la mala situación por la que atraviesa la caza menor.

En este sentido, algunos cazadores extremeños habituales de la caza menor se han pasado a la mayor, pues “quieren seguir con la actividad y mantener su afición de toda la vida”.

Lo mismo ha sucedido en relación a muchos cazadores foráneos habituales, pues el turismo cinegético, tradicionalmente vinculado en Extremadura a la caza menor, en los últimos tiempos está volcándose progresivamente a la mayor, donde hay más posibilidades.

El aspecto “negativo” de la última temporada de caza mayor ha sido la medida autonómica que obliga a recoger los subproductos animales no destinados al consumo humano (sandach), implantada a mediados de temporada.

No obstante, Gallardo ha valorado las ayudas convocadas por la Junta de Extremadura para proceder a su retirada, sobre todo en un escenario en el que aún no se han aprobado los presupuestos regionales, aunque ha considerado las cuantías “escasas”.

La federación autonómica ha pedido que antes de la próxima temporada de caza mayor, que volverá a desarrollarse de octubre a finales de febrero, haya un decreto “consensuado” sobre este asunto.

Fuente: www.hoy.es

Deja un comentario