Cazadores topan un cuarto jabalí presa de los lobos próximo al núcleo de Agolada

Fuente: farodevigo.es

Semienterrado y prácticamente devorado en su totalidad. Así encontraron ayer los cazadores del Tecor Farelo, de Agolada, un jabalí presuntamente apresado por los lobos en el monte de Ferreiroa. Es el segundo hallazgo de este tipo en menos de 24 horas en la localidad, que corrobora las continuas quejas de cazadores y ganaderos en el último año respecto al incremento de la población de este tipo de cánidos. El primero se produjo el pasado sábado, a cuatro kilómetros, en Trabancas, donde aparecieron restos de otros tres cerdos. El lobo se acerca sin temor a las casas y a las explotaciones ganaderas, en donde ha provocado la muerte de varias reses en los últimos meses.

 

El jabalí descubierto ayer se encuentra a 500 metros en línea recta del casco urbano de Agolada y a tan solo 200 de las viviendas del lugar de Vidueiros. Su hallazgo fue casual. Perros que participaban en una batida de zorro perdieron el rastro tras detectar el olor desprendido por los restos del cerdo, y condujeron a los cazadores hasta el lugar. “Es una pieza de setenta u ochenta kilos; esto no lo coge un lobo solo, hacen falta cuatro o cinco por lo menos” explica el presidente del Tecor, José Manuel Blanco. Lleva meses denunciando la sobrepoblación de lobo en la zona. “Nunca se habían visto jabalíes comidos en el monte; esto es cosa de hace un año”, sostiene. Además en la última temporada de caza a los tiradores le han desaparecido 18 perros que, intuyen, fueron también presa del cánido. “El día 1 de septiembre empiezan el entrenamiento en todo el Tecor, y va a volver a pasar lo mismo”, lamenta.

Deja un comentario