El jabalí destroza en Escuadro 3.000 metros de maíz en 5 fincas

Fuente: lavozdegalicia.es

 

«Agora ven o millo e vanse por por coma pepes». Lo decía en esta páginas Juan Carlos Cerdeira después de denunciar públicamente los destrozos en sus silos de hierba el pasado 31 de julio. Ayer Juan Carlos confirmó la premonición. «Cerreille os silos e nos últimos días non para de entrarme nas leiras», asegura este ganadero de Cimadevila, en la parroquia silledense de Escuadro.

Hace balance de daños. Tiene cinco fincas con maíz «e entraron en todas». Mostró una de ellas en la que cerca de tres ferrados (unos 1.500 metros cuadrados) fueron arrasados. Sumando la superficie dañada en las otras, la extensión puede llegar a lo seis ferrados. Juan Carlos Cerdeira tiene claro porque se ceban con su propiedad: «fun dos primeiros en botarlo millo de cedo e é o primeiro que chega. Estase formando a espiga con gran ainda leitoso, como máis lles gusta e non paran de vir, incluso a pe das carreteras». Tiene más pruebas que los destrozos. Un vecino arrolló (con grandes daños en el vehículo), un jabalí en la noche del vienes para el sábado a cien metros de la N-640. Salía da miña finca porque cheiraba a o purín que lle botara ese día». Era un gran ejemplar, precisó.

 

Pero poco puede hacer aún sabiendo que van cada noche. «Nin merece a pena denunciar, acaba de decirme Unións Agrarias que ainda non pagaron os danos do año 2010». Poco puede hacer porque «ainda que vaia a vixar a noite cando xa me ferve a sangre, no se fai nada, escapan e non se pode esta facendo eso porque pola mañan hai que traballar e para eso temos que durmir pola noite».

El problema: veda y sin batidas

El maíz de este ganadero silledense estaría listo para ensilar antes de final de septiembre. Ayer no estimó el valor del destrozo pero esta seguro que «van seguir vindo». Aunque también cree que se irá repartiendo el daño con otros ganadero porque sus producciones también empieza a estar en el punto para el jabalí. No obstante tras los ataques a los silos hace casi un mes y ahora esto, cree que «vanseme acabar as reservas de alimento que tiña gardadas».

Y Juan Carlos vuelve a la clave del problema en la zona: «é espacio vedado». Asegura que lo que quiere es ocuparse del maíz y de la veintena de vacas: «non me gusta estar dando explicación dos danos. Pero quero facelo por se cambia algo a situación, se se autorizan batidas e se acaba con esta peste». Y dice peste porque es un problema grave y reiterado. «Non teño nada contra o animal, come porque ten fame», pero reclama soluciones para no ser el quien sufraga su alimentación.

Deja un comentario