Superado el centenar de jabalíes

Fuente: eldiariomontanes.es

Mucho jabalí y pocas capturas. Esta es la realidad, en estos momentos de la temporada, de la Reserva del Saja. Prácticamente todos los montes que se han cazado hasta la fecha (cinco días hábiles) han tenido suidos, aunque lo cierto es que no han sido demasiados los animales abatidos.

 

A los 68 que se contabilizaban después de las tres primeras jornadas de caza se suman los más de 40 del último fin de semana, aunque hay que señalar que esta cifra podría variar, ya que desde la Consejería de Ganadería no se han facilitado los datos oficiales trasmitidos por la guardería y los resultados obtenidos han sido recogidos directamente de algunas de las cuadrillas participantes.

Por comarcas, Liébana, como siempre, se lleva la palma. Ha habido algunas cacerías especialmente buenas, como las de Pámanes (7 jabalíes mataron los de Agustín García), Panda Carrielda (6 para la cuadrilla de Juan José Fernández) y Arretuerto (6 fueron abatidos por el grupo de Victoriano Velarde). Además, destacan las batidas de La Hoyona, que dio cuatro ejemplares (Jaime Parra) y Bicobres Sur, donde cayeron otros cuatro gracias al acierto de Jorge Cuevas y los suyos. En el resto de las batidas los resultados fueron más discretos: Sobreiglesias (2), Poda Cordancas (3), Milebaños (2), Cuesta Bernizo (1) y Canales (1).

En el resto de las comarcas cinegéticas, los resultados fueron algo más pobres, aunque también hubo algunos positivos, como es el caso de Caviña, en donde la cuadrilla de Rodrigo Pérez se hizo con el cupo de tres cerdos salvajes, o la de La Cestera, en la que los de José Manuel Gutiérrez mataron otros tres. Con uno menos se bajó la cuadrilla campurriana de Adolfo del Pozo del monte de Soto. En El Taladro y en La Grajera se consiguió la muestra. Los de Miguel A. Pacheco y Carlos Antuñano, respectivamente, mataron un ejemplar en cada batida. Otro se abatió en Canaluco.

Mucho movimiento

Al margen de los resultados, que pese a ser poco brillantes sí son los propios de estas primeras jornadas de actividad cinegética, cabe destacar que se están moviendo muchos jabalíes, y los ejemplos se pueden encontrar en dos de las batidas del último domingo: las celebradas en los lotes de Montequemao y Serradores. En ambos casos se levantaron muchos jabalíes y se les pudo tirar, aunque en ninguna de las dos cacerías se logró evitar el cero final.

La maleza abundante y demasiado alta es la principal causa de estos ‘pinchazos’, que, sin lugar a duda, irán desapareciendo paulatinamente a medida que el frío y el agua vayan mejorando las condiciones para los tiradores.

Deja un comentario