Asaja demanda un plan para acabar con los daños ocasionados por jabalíes

Fuente: latribunadeciudadreal.es

El secretario general de Asaja Ciudad Real, Florencio Rodríguez, y agricultores de Porzuna se reunieron con la coordinadora provincial de los Servicios Periféricos de la Consejería de Agricultura, Pilar Vargas, para abordar los problemas ocasionados por la proliferación de jabalíes en fincas de cultivo, especialmente maizales, ubicadas en el entorno del río Bullaque.

 

La organización agraria ya denunció en agosto esta situación, que provoca «importantes daños» en las producciones e incluso «genera problemas de seguridad vial» en las carreteras de la zona, sobre todo por las noches, lo que está motivando una gran preocupación en municipios como Porzuna, El Robledo, El Torno o Pueblo Nuevo del Bullaque, informó la organización agraria en nota de prensa.

En estas localidades, el número de jabalíes se ha incrementado en los dos últimos años de forma importante, ya que las nuevas plantaciones forestales que se encuentran en los alrededores, concretamente choperas, les está sirviendo de refugio.

Desde la organización agraria agradecen a Vargas su «predisposición» a buscar soluciones a este problema. Para ello, anuncian en el comunicado, que se van a celebrar reuniones en las próximas semanas entre afectados, responsables de los servicios técnicos de la Administración regional y mandos de la Guardia Civil.

Rodríguez demanda un plan de actuación coordinado en las zonas afectadas dirigido a disminuir el número de estos animales aprovechando para este fin los periodos hábiles de caza.

Desde agosto

La Tribuna se hacía eco de este suceso en el mes de agosto, cuando un agricultor narró en primera persona cómo los jabalíes le habían destrozado aproximadamente cinco de las 30 hectáreas de maíz que tenía sembradas. El mismo apuntó que estos animales habían creado «números de población fijos» en las choperas que se encuentran semiabandonadas y que aprovechan la época en la que hay cultivos que le interesan para arrancar las plantas y comerse las semillas. El grueso de los daños se están produciendo en campos de maíz, en los últimos dos años, según los datos facilitados por estos agricultores.

En el mes de agosto, a preguntas de La Tribuna, algunos agricultores reconocieron que había personas que empezaba a adoptar medidas de forma unilateral para combatir esta proliferación de jabalíes que se está viviendo en la zona, pese al peligro que puede suponer.

Deja un comentario