Calvià reactiva el coto público de Galatzó tras las quejas de cazadores

Fuente: diariodemallorca.es

Los disparos de los cazadores resonarán de nuevo a partir de hoy en la finca pública de Galatzó, en es Capdellà. El ayuntamiento de Calvià ha vuelto a autorizar la práctica cinegética que se introdujo en la legislatura 2003-2007 y que había quedado en suspenso en el primer tramo del mandato del alcalde Manu Onieva (PP).

Miembros del colectivo de cazadores calvianers habían expresado su descontento en los últimos meses por el hecho de que ese permiso hubiese expirado.
La actividad se permitirá en la zona denominada sa Font Nova. No se autorizará durante toda la semana, sino únicamente los martes y los jueves, desde las 8.30 a las 14 horas. Este horario es diferente del que se puso en vigor en la legislatura antes mencionada, cuando era posible la actividad cinegética durante tres días a la semana en horario diurno, entre las 9 y las 13 horas.
El coto público se reabrirá hoy y estará en vigor hasta el próximo dos de febrero, según la información proporcionada por el Consistorio. Al igual que era norma hasta ahora, únicamente podrán desarrollar su actividad los cazadores que acrediten su empadronamiento en el municipio. Según fuentes del sector en el municipio de Ponent, en Calvià existen unos 600 cazadores con licencia.
Asimismo, deberán aportar la preceptiva documentación legal que ampara la práctica cinegética. Con el objetivo de delimitar claramente las zonas donde se desarrolle la caza, se señalizará con placas verdes un área de 130 hectáreas.

 

De forma gratuita
La zona de caza en Galatzó era una reivindicación del colectivo de cazadores del municipio, que echaba en falta el único coto público que existe en Calvià para desarrollar su actividad de manera gratuita.
Se quejaban de que, sin la posibilidad de ir a la possessió adquirida por el Ayuntamiento en época del alcalde Carlos Delgado, se veían obligados a recurrir a cotos privados y a llegar a un acuerdo con el propietario mediante el pago de una cantidad económica. En declaraciones a este diario, uno de los usuarios habituales del coto de Galatzó quitaba hierro a los posibles recelos en materia de seguridad que pueda ocasionar la reactivación del coto y recordaba que en los años en que estuvo en vigor no se registró “ningún tipo de incidente”. “Nunca hubo problemas ni heridos ni nada”, apuntaba.
“No es que hubiese mucha caza, ésa es la verdad, pero al menos podíamos ir y practicar de vez en cuando el deporte de la caza”, explica recientemente otro aficionado a la caza, en declaraciones a este periódico.
En relación a este malestar, el PI local llegó a registrar el pasado mes de julio una solicitud en el Ayuntamiento por la cual solicitaba que, “a la mayor brevedad posible”, se pudiese volver a utilizar el coto de la finca de Galatzó. Según fuentes del sector en el municipio, en Calvià existen unos 600 cazadores con licencia. El vedado de la finca pública de Galatzó era utilizado por unos 200 federados al año, de acuerdo a esas mismas fuentes.

´Ca l´amo en Biel´
Respecto al día a día en el funcionamiento del coto, está previsto que la concentración de cazadores se lleve a cabo delante de las casas de Ca l´amo en Biel, en Galatzó. Después de la jornada cinegética, que acaba a las 13.30 horas, se realizará la recogida de información de las piezas abatidas.

Deja un comentario