El turista cinegético estadounidense se interesa por Extremadura

Fuente: abc.es

La caza mayor en Extremadura ha visto este año como crecía la presencia de cazadores de otros países, principalmente procedentes de Estados Unidos, atraídos por el potencial del sector en la comunidad.

 

El presidente de la Federación Extremeña de Caza (FEDEXCAZA), José María Gallardo, ha indicado que “se está apreciando un turismo cinegético procedente de Estados Unidos, sin olvidar que se mantiene la presencia de cazadores franceses o italianos, entre otros”.

En declaraciones a Efe, Gallardo ha dicho que la actividad en la caza mayor continúa incrementándose en la comunidad extremeña, mientras que la menor pasa por un momento delicado y, por tanto, la presencia de cazadores procedentes de otros países se centra ahora más en la primera.

En la comunidad existen empresas que trabajan exclusivamente con cazadores franceses, un tipo de turistas que “deja mucho dinero en Extremadura” y ahora el mercado estadounidense “se está extendiendo bastante”.

La Comunidad Autónoma cuenta con una “baza mundial” como es el macho montés de Gredos, con una subespecie única extremeña que atrae a cazadores de todo el mundo.

Las monterías de Sierra de San Pedro u otras zonas de la comunidad también son espacios donde es “habitual” ver cazadores extranjeros, como ha indicado el máximo responsable de la Federación Extremeña de Caza.

La actividad de la cabra montés está “muy bien gestionada” en Extremadura, se dan “grandes trofeos”, “se pagan auténticas barbaridades” y atrae a “muchísima gente”, mientras que jabalí y venado son también especies demandadas por los estadounidenses y resto de cazadores internacionales.

Extremadura cuenta con empresas “orgánicas”, específicas del sector, que son bastante serias y profesionales, que llevan muchos años trabajando y que no defraudan al cliente y por ello van incrementando el número de turistas cinegéticos que apuestan por ellas.

Gallardo ha querido dejar claro que la caza menor “continúa atrayendo a los cazadores”, y ahí están los “muchísimos” italianos que vienen atraídos por la paloma o el zorzal, entre otras especies cinegéticas.

Los cazadores transalpinos son “muy aficionados” a estas especies, pero más allá de la migratoria, Gallardo ha explicado que hoy día está “fallando” la “base” de la caza menor, especies de tanta relevancia como el conejo o la liebre.

En este sentido, Gallardo ha recordado la “mala” y “preocupante” situación de la caza menor, principalmente en el conejo, además de que en algunas zonas también ha habido descensos importantes de liebre y en perdiz el año “no ha sido malo del todo” pero en algunas zonas la especie autóctona está en “franca regresión”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.