Jabalí: la Xunta estudia cambiar protocolo para reducir daños

La Xunta contempla modificar el protocolo para reducir los daños agrícolas producidos por el jabalí. Así lo ha asegurado en la reunión para la coordinación para paliar estos ataques celebrada ayer en la Xefatura Territorial de Pontevedra de la Consellería de Medio Ambiente, publica farodevigo.es.

Al encuentro acudieron los responsables del Servicio de Caza de la Consellería, los sindicatos agrarios, agentes medioambientales, presidentes de los tecores de Deza, representantes de organizaciones de cazadores como la Federación Provincial de Caza de la provincia y del sindicato Unións Agrarias.
De esta manera, la Xunta prevé contemplar la modificación de dos puntos del protocolo con respecto al año pasado, siempre y cuando la ley los permita.
El primero de los cambios es con la intención de agilizar los trámites tras anunciar daños, pues según el documento la administración autoriza las medidas a llevar a cabo 24 horas después de solicitarse en días hábiles y 48 horas en días no hábiles, pero realmente a la hora de actuar el tiempo aumenta en 24 horas en ambos casos porque tras la aprobación de la Xunta es necesario una exposición pública así como la recogida de los documentos y de los precintos. Asimismo, tanto representantes de las sociedades de caza como del sindicato Unións Agrarias demandaron a la administración a que sean los técnicos que, tras avisar de los daños, acudan al lugar para valorar la repercusión del ataque. Además piden que ellos hagan entrega del documento de autorización y de los precintos correspondientes.
El otro punto a modificar del protocolo corresponde a las medidas a llevar a cabo. Según el documento del pasado ejercicio para poder autorizar la extracción del jabalí mediante esperas o batidas tendría que haberse realizado previamente una batida disuasoria mediante el empleo de perros sueltos pero sin armas. Aún así, antes de realizar esta opción, sería necesario poner en marcha otra en la cual los perros estén atados y tengan como misión mover al depredador.
La necesidad de realizar todos los pasos entorpece la reducción de los daños, por lo que las sociedades de caza piden a Medio Ambiente que sean los técnicos los que valoren, según el tipo de monte y según la cuantía de los daños del ataque, la necesidad de llevar a cabo una u otra medida sin de tener que realizar las anteriores.
Prevén que se sepa si la modificación se hace efectiva o nos antes de que termine el mes ya que ha comenzado la época de siembra de maíz en la que aumentan los ataques.
Otras modificaciones que se demandaron a la administración fue la utilización de focos o métodos de visión nocturna para las esperas realizadas por la noche. El presidente de la Sociedade de Caza de Dozón, José Rodríguez, asegura que “es cuestión de seguridad, en este caso no es como la caza deportiva, aunque conozcas el sitio siempre se puede haber algún problema que se podría solventar con esta medida”. Además de ello, como son las hembras con crías las que más destrozos realizan, instaron a la Xunta a que permita disparar a una de las crías para que de esta manera la madre, ante el peligro, decida huir y cambiar de lugar cesando los daños en los cultivos.

Fuente: farodevigo.es.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.