Barbanza: jabalíes dañan en un mes la superficie equivalente a 40 campos de fútbol

Aunque su presencia es una constante durante los últimos años, los destrozos del jabalí en el último mes han encendido todas las alarmas entre los agricultores barbanzanos. De hecho, se tiene constancia de más de medio centenar de incursiones sobre fincas de maíz, cultivos de huerta e, incluso praderías, que han dejado desperfectos de distinta consideración en una superficie equivalente a 40 campos de fútbol.

Los mayores daños se sitúan en plantaciones de maíz de Outes, Ribeira y, principalmente, Mazaricos donde se sabe de su destructiva actuación en ocho de las doce parroquias del término. En la práctica totalidad de los casos, los destrozos están causados por los hoyos que los mamíferos realizan sobre la tierra en busca del grano, comiendo una parte y dejando otra sobre la superficie.

Esto obligó a los agricultores afectados a tener que sembrar nuevamente sus fincas con el consiguiente coste económico y retraso de tiempo en los cultivos. Esta tarea, en casos como el de Mario París, profesional de la aldea mazaricana de Santa Mariña, tuvo que repetirse incluso en tres ocasiones. “Ías ao outro día de sementar e xa vías todo bulado. Nunha finca tivemos que plantar tres veces e, finalmente, xa o demos por imposible porque parece que estaba esperando a que acabásemos os traballos para empezar a comer o gran”, lamenta este productor, que cifra los daños causados en más de mil euros. Más del doble perdió Manuel Blanco, de la parroquia de Eirón, que reconoce daños en más de cuatro hectáreas de maíz que tuvo que ser resembrada por completo.

Algunos agricultores se han visto obligados a sembrar sus fincas hasta tres veces

También hay constancia de desperfectos en algunas praderías donde los cerdos salvajes excavan en busca de insectos o en fincas de patatas en las que el animal, debido a su gran voracidad, busca directamente el fruto dejando inservibles la totalidad de las plantas.

Sin batidas ni ayudas

El aumento de la población de jabalíes es una realidad que constatan no solo los ganaderos afectados sino los propios cazadores que reconocen ciertas limitaciones a la hora de que se les concedan batidas.

“En zonas onde hai moita actividade dos porcos si conceden batidas pero só che deixan matar un ou dous animais, insuficientes para controlar a crecente poboación destes animais. Porque, por suposto, non deixan matar nin femias nin animais en época de cría como a actual”, apunta el responsable de una entidad cinegética de la comarca que pide que no se publique su identidad.

A esta escasez de medidas de control de la especie se une la ausencia de ayudas públicas que permitan para paliar parte de los daños sufridos. En este sentido, los agricultores no solo se quejan de que este año todavía no se han convocado, sino también de que las publicadas en años precedentes resultaban irrisorias desde el punto de vista económico porque son claramente insuficiente para poder paliar las pérdidas que se producen.

El año pasado, por ejemplo, se establecía una compensación de 13 céntimos por cada metro cuadrado dañado hasta un máximo de 1.500 euros por granja.

La situación se ha ido agravando con el paso del tiempo y muchos afectados manifiestan sentirse impotentes para poder combatir la situación, por lo que reclaman medidas que permitan el control de la población de cerdos salvajes.

Fuente: lavozdegalicia.es

 

Deja un comentario