Incautados los rifles con los que se furtivearon tres ciervas en Fuencaliente

La Guardia Civil de Ciudad Real ha intervenido efectos prohibidos para la caza en dos dispositivos. En la primera operación se ha incautado los rifles con silenciador que utilizaron dos vecinos de Fuencaliente, “cazados” cuando volvían de matar ciervos de forma furtiva.

El suceso se produjo hace casi un año, cuando los dos jóvenes de la localidad, de 21 y 22 años, fueron sorprendidos por los agentes del Seprona de la Guardia Civil con tres ciervas en el maletero del vehículo.

Estaba cazando en la modalidad de “espera”, solo que cazaron las piezas para las que no tenían permiso. Aprovecharon su acreditación para abatir jabalíes para cazar sin permiso a las ciervas.

En otro dispositivo puesto en marcha por la Guardia Civil con el objetivo de detectar armas y artes de caza prohibidos, los agentes también han incautado armas. De la misma manera, el infractor es un habitante de Fuencaliente, al que se le intervino un rifle para caza mayor, un visor de precisión, un visor nocturno y un silenciador.

Sanciones de entre 6.000 y 10.000 euros

Según recoge el comunicado de prensa de la Guardia Civil de Ciudad Real, los infractores se podría enfrentar a sanciones administrativas que oscilan entre los 6.000 y los 10.000 euros por los hechos acontecidos.

Estos dispositivos se desarrollan durante todo el año por la Guardia Civil de Ciudad Real y intensifican en algunos periodos del año, como el que empieza ahora con la apertura de la media veda. Tienen la finalidad de combatir el uso y tenencia de armas y dispositivos no autorizados para la caza dentro del plan integral de control de armas de fuego y la caza furtiva.

Fuente: encastillalamancha.es

Deja un comentario