A la caza del mejor sabueso

Fuente: Sur.es -EUGENIO CABEZAS, Moclinejo [eugeniocabezas@gmail.com], 21/05/2012
 
«Una rehala de perros de cacería debe funcionar como un buen equipo de fútbol. Por ejemplo, para cazar jabalíes, los podencos campaneros y los de Marqués de Valdueza son los que se encargan de ‘levantar’ a los animales, mientras que los dogos argentinos se dedican a sacarlos de un sitio si no han sido abatidos por el cazador».

 

Con estas palabras explicó ayer Daniel Yuste, un vecino de Benamargosa de treinta años, cómo trabajan los perros de cacería que él cría. «Exigen muchos sacrificios, pero es una afición que me encanta», confesó este futbolista, que juega en el CD Nerja de Tercera. «Lo de criar perros lo tengo como un ‘hobby’, aunque también te da algo de dinero», admitió ayer en el transcurso de la primera Feria del Podenco y de Perros de Caza celebrada en Moclinejo, organizada por el Ayuntamiento, en colaboración con la Asociación de Cazadores San Bertolomé.

«Hemos querido organizar esta primera edición porque tanto aquí en el pueblo como en otros de la comarca de la Axarquía existe mucha afición a la cacería, tanto a la mayor, en la zona de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama, como a la menor, en los diferentes cotos, pero sin embargo no existía ningún evento de este tipo. Los más próximos se celebran en la zona de la comarca de Antequera, en localidades como Archidona», apuntó el concejal de Fiestas, Francisco Javier Carrillo (PP).

En total, más de un millar de personas participaron ayer en este evento, en el que se pudieron conocer de primera mano los perros de un total de 25 criadores, tanto de podencos como de otras razas típicas para el uso cinegético, como los pointer, los setter, los ibicencos o los pitbull renau, entre muchas otras. «Tengo cuatro podencos y he venido a ver si me compro un quinto para completar la rehala», confesó Pedro Muñoz, quien explicó que un buen cazador debe conocer muy bien a sus perros. «Hay que salir casi todos los días al campo, hacerles trabajar, aunque no se lleve la escopeta. Hay que adiestrarlos y hacer que les encante salir al campo, a levantar los conejos y las perdices, que es lo que cazamos en esta zona», añadió este moclinejense.

Los efectos de la crisis
No obstante, todos los presentes a esta primera edición de la Feria del Podenco y de los Perros de Caza confesaron que la crisis económica también se está dejando sentir con fuerza en el sector de la caza, tanto mayor como menor. «Si antes tenía hasta cincuenta monterías al año ahora difícilmente llegue a las treinta», admitió Sebastián García, un vecino de Frigiliana de 52 años, propietario de la rehala El Pedregal. «Son podencos campaneros y Marqués de Valdueza, que se emplean para cazar ciervos, en la zona de la Sierra de Baza y en Almería, sobre todo», continuó este criador, quien detalló que un cachorro puede costar entre doscientos y trescientos euros, mientras que un perro adulto puede salir por unos seiscientos euros.

En el transcurso de la jornada de ayer no solo se pudieron comprar y vender perros de caza, sino que también se organizó un concurso de belleza, en el que se premió a los tres podencos de mejor presencia y condición física. «Estos animales requieren un trabajo constante, hay que alimentarlos con piensos y carnes de calidad, pero a cambio son muy nobles y cariñosos con los dueños», aseguró Sebastián García. Los más de mil asistentes a este primera Feria del Podenco y del Perro de Caza de Moclinejo disfrutaron de una gran paella gratis, que puso el broche de oro a la jornada festiva.

Deja un comentario